«En los próximos días habrá noticias buenas para todos», adelanta Mariño

El meta gallego Diego Marino, durante su comparecencia de ayer en la Feria de Muestras, adonde se desplazó la plantilla del Sporting para realizar su tradicional visita. /  ARNALDO GARCÍA
El meta gallego Diego Marino, durante su comparecencia de ayer en la Feria de Muestras, adonde se desplazó la plantilla del Sporting para realizar su tradicional visita. / ARNALDO GARCÍA

El portero gallego dejó entrever el cierre de su renovación, hasta 2023, durante la tradicional visita del Sporting a la Feria

VÍCTOR M. ROBLEDOGIJÓN.

La entrada de la Feria de Muestras se pobló de camisetas del Sporting a primera hora de la tarde de ayer. Medio centenar de aficionados rojiblancos aguardaron durante más de treinta minutos por el equipo de José Alberto, que realizó su tradicional visita anual al recinto ferial. Con retraso sobre el horario previsto, la plantilla hizo su aparición entre aplausos y peticiones de fotos y autógrafos. La jornada dejó como noticia la inminente renovación de Diego Mariño. «Seguramente en los próximos días habrá noticias buenas para todos», adelantó el portero gallego.

Mariño atendió a los medios de comunicación después de que la plantilla realizara una breve visita a los stands de Nissan, Integra Energía y Coca Cola. Según apuntan fuentes del club, su renovación se encuentra totalmente cerrada, hasta 2023, pendiente solo de su oficialidad. Con la firma del nuevo contrato del meta, el Sporting se protege del posible interés que pueda llegar por parte de otros clubes. El importe de la cláusula de rescisión variará en función de la categoría en la que milite el equipo. En Mareo se muestran muy satisfechos del acuerdo alcanzado con Diego Mariño.

El pasado 29 de julio, EL COMERCIO adelantó que las negociaciones para la renovación del contrato de Diego Mariño se encontraban muy avanzadas. El verano ha sido intenso para el gallego, que contó con opciones para abandonar el Sporting antes del traspaso de Dani Martín al Betis, tal como admitió ayer en la Feria. «Pudo haber cosas y pudo ser que saliera yo, pero en su momento dije de corazón que no tenía ningún problema en seguir. Soy muy feliz y estar en Segunda con el Sporting es un orgullo y una motivación extra para devolver este club a la categoría que merece», añadió.

El vigués aseguró sentirse «muy contento e ilusionado con la pretemporada». «La gente ha venido con muchas ganas de aportar y sumar por el equipo. Creo que, a pesar de que los partidos no han salido del todo como esperábamos, la gente va cogiendo los conceptos que quiere el míster», destacó Mariño, antes de recordar que «la temporada es muy larga y hay que seguir mejorando».

Preguntado por el amistoso que el equipo rojiblanco disputó anteayer ante el Valladolid en Palencia, Mariño reconoció que «no fue un buen partido». «No estuvimos regulares. Tuvimos momentos muy buenos y otros de descontrol, pero es el momento de que pasen estas cosas para estar a tiempo de corregirlas», admitió. El portero gallego no ocultó que el cansancio pudo pasar factura al Sporting ante el cuadro pucelano: «Las piernas pesaban un poco, pero no sirve de excusa».

En lo personal, Mariño se mostró satisfecho por haberse recuperado de la lesión en el hombro que sufrió según los tiempos marcados por los médicos. «Este verano no he tenido vacaciones y ha sido fácil coger la dinámica y estar con el cuerpo y las piernas a tope», valoró. De cara al nuevo curso, el vigués aseguró empezar «con muchas ganas e ilusión», aunque quiso trasladar un mensaje de prudencia. «Somos un gran equipo, pero con la humildad de las experiencias de estos años», recalcó.

En ese sentido, Mariño aseguró que en Segunda División «los objetivos no los consiguen los que tienen los mejores presupuestos, sino los que más trabajan, pelean y tienen las ideas más claras». El portero rojiblanco apuntó además que, en su opinión, el equipo parte con un perfil más bajo que en temporadas anteriores. «Hay que tener la humildad de reconocer que este año no estamos entre los seis favoritos y, si queremos estar ahí, vamos a tener que sudar mucho y ganárnoslo en el campo». En cualquier caso, Mariño afirmó que «el equipo se ha reforzado muy bien y tenemos una plantilla muy buena y compensada».

Una cesión para Hernán

Con la renovación de Mariño cerrada, el Sporting apura los últimos días antes del inicio del campeonato liguero para avanzar en la confección final de la plantilla. La dirección deportiva trabaja en una salida para Hernán Santana. El canario, con dos años más de contrato, ha recibido varias propuestas para salir de Gijón, pero ninguna se ajusta a sus pretensiones. Ante la dificultad de encontrar un equipo que asuma su ficha, Miguel Torrecilla trabaja con su agente para encontrarle destino en forma de cesión.