Sporting | «Nos quedan trece Ligas de un partido»

De izquierda a derecha; Geraldes, Nacho Méndez, Cofie, Molinero, Alegría, Carmona, Aitor García y Álex Pérez, ayer en Mareo.. / A. GARCÍA
De izquierda a derecha; Geraldes, Nacho Méndez, Cofie, Molinero, Alegría, Carmona, Aitor García y Álex Pérez, ayer en Mareo.. / A. GARCÍA

El vestuario se centra en ganar sus particulares 'competiciones' sin mirar más allá de la jornada siguiente | En el seno del grupo no se quiere hablar del 'play off'. Son conscientes de que ocho puntos es una distancia importante aunque no insalvable

ANDRÉS MAESE GIJÓN.

La segunda victoria consecutiva del Sporting en la Liga sirvió para que los rojiblancos recortaran tres puntos al sexto clasificado. La derrota del Cádiz en Elche ayudó a que el equipo de José Alberto volviera a acercarse al objetivo mínimo marcado para una plantilla confeccionada para ascender. Por lo tanto, las ilusiones se han renovado en Mareo.

El optimismo, más controlado que nunca, ha inundado a un vestuario que hace una semana salió al terreno de juego de Los Pajaritos a 14 puntos del 'play off'. No les pudo la presión. Los tres puntos regresaron de Soria con un grupo de futbolistas que puso punto y final a una racha de tres derrotas consecutivas.

La exigencia en el Sporting es máxima y la plantilla se centra en ganar al Córdoba el próximo domingo (16 horas). Las miradas no van más allá. Principalmente porque «si pensamos en la zona alta de la clasificación tan solo va a servir para hacernos daño y engañarnos», resume Álex Pérez.

Más Sporting

No le falta razón al defensa, que el sábado volvió a ser titular en el centro de la zaga junto a su compañeros Peybernes. El pensamiento del madrileño es generalizado en el vestuario. Nadie quiere mirar más lejos del choque ante el Córdoba de un viejo conocido como es Miguel de las Cuevas.

A trece jornadas de que finalice la temporada, cada vez que el vestuario echaba la vista a la zona del 'play off' terminaba alejándose de una zona que nunca tendría que haberse distanciado. Pero una vez que se ha llegado al punto en el que se encuentra el Sporting, tan solo queda sumar de tres en tres para ver hasta dónde es capaz de llegar un equipo que parece haber recuperado el norte.

«Tenemos que ir partido a partido, nuestra mente está centrada en que nos quedan trece Ligas de un partido», destaca Aitor García. El extremo vivió en El Molinón su primer encuentro con el ambiente que caracteriza al estadio más antiguo de España. No tuvo su mejor actuación con la camiseta rojiblanca, pero disfrutó como cualquier otro futbolista por haber sumado la segunda victoria consecutiva.

No fue el único que utilizó el clásico discurso del 'partido a partido'. La expresión popularizada por el entrenador del Atlético de Madrid, el 'Cholo' Simeone, ha calado en el mundo del fútbol. «¿Que si da tiempo a mirar al 'play off'? Lo que tenemos es tiempo a mirar cada partido, así es como vamos a vivir el día a día en el vestuario, no podemos mirar más allá», destaca André Geraldes.

El equipo parece haber reaccionado a tiempo. Lo ha hecho después de haber vivido un mes de febrero para olvidar. Tres partidos consecutivos perdidos en casa llevó a la afición a mostrar su descontento con el cuadro rojiblanco. Un ambiente que cambió el sábado con la actuación de unos futbolistas que doblegaron a un Almería que llevaba casi cuatro meses sin caer a domicilio. «Tenemos que simplificar las cosas, realizar un juego más sencillo para coger confianza, el resto ya se verá», subraya Álex Pérez.

La sencillez a la que hace referencia el madrileño sirvió para que grupo «volviera a dar señales de vida», según Diego Mariño. El meta no tuvo demasiado trabajo en el último encuentro en El Molinón, pese a que un error suyo pudo costarle caro al Sporting. Rectificó y se llevó un caluroso aplauso de la afición que desea volver a conectarse con su equipo para disfrutar del fútbol. «Tenemos que continuar con esta línea», añade un portero que sí ha estado al nivel esperado, pero que ha visto como el conjunto se ha ido desinflando con el paso de las jornadas.

El único que lanza un mensaje con diferentes matices al discurso generalizado en el vestuario es Álex Alegría. El delantero parece haber llegado para marcar las diferencias y así lo ha demostrado en las últimas jornadas. Tres goles en tres jornadas para aportar su granito de arena a la reacción rojiblanca. «Hay que esperar a que los de arriba pierdan y que sigamos con la buena dinámica», expresa.

Los de arriba no ganaron. La caída del Cádiz en Elche fue la mejor noticia para el vestuario. Ahora el Córdoba, después el Oviedo y así doce finales en las que solo vale ganar. Los números no descartan al Sporting y el vestuario no se da por vencido.