El regreso más difícil de Marcelino

Marcelino García. / EFE
Marcelino García. / EFE

El técnico de Careñes, sportinguista reconocido, vuelve mañana a Gijón en su momento más delicado con el Valencia

J. BARRIO GIJÓN.

No tendrá mucho tiempo el Sporting para regodearse en la crítica y en lo sucedido el sábado, forzado a cambiar el paso pronto, con la mirada puesta ya en el Valencia de Marcelino. Será un reto colosal intentar el pase a los cuartos de final de Copa frente a un oponente con más de 170 millones de presupuesto. Más allá de eso, el destino ha querido que el técnico de Careñes, muy querido por el sportinguismo y forjado en Mareo como jugador y entrenador, llegue a Gijón en su situación más delicada desde que llegó al banquillo del Valencia.

En un difícil contraste, Marcelino devolvió la pasada temporada al club de la ciudad del Turia a la 'Champions' después de que este penase durante varios años en la zona media-baja de la tabla, coqueteando casi con el descenso. El entrenador de Careñes recuperó el calor de Mestalla y el pulso europeo del Valencia. Hoy por hoy, no obstante, se discute sobre su futuro, incluso condicionándolo a lo que suceda en este envite de la Copa del Rey, por un equipo muy castigado por la falta de gol, con solo cuatro victorias en estos dieciocho partidos, ubicado en la zona media de la tabla y acentuada la crítica tras la derrota del fin de semana frente al Alavés.

En ese sentido, el jueves está prevista una rueda de prensa del director general del Valencia, Mateu Alemany, quien, según informan desde la ciudad del Turia, reforzará la posición de Marcelino, uno de los entrenadores más prestigiosos y con mejores resultados del país a lo largo de toda su trayectoria.

Bajas en el viaje

El partido en El Molinón será uno de los obstáculos que tendrá que afrontar Marcelino en este delicado momento, con un durísimo partido el fin de semana frente al Valladolid en Mestalla. Por ahí se esperan varias modificaciones del exentrenador del Sporting en el partido de mañana, en el que no podrá contar con los lesionados Kondogbia, Francis Coquelin y el portugués Guedes, uno de los futbolistas más definitivos del Valencia en el curso pasado y que ha tenido una participación más discreta en el presente.

Al margen de lo futbolístico, Marcelino regresará a El Molinón como entrenador visitante después de aquella sonora victoria del Sporting por 2-0 ante el Villarreal, en mayo de 2016, que permitió a la generación de los 'guajes' lograr la permanencia en Primera División tras el ascenso del año anterior. El técnico, que se sentó en el banquillo de El Molinón durante dos temporadas, siempre ha sentido el calor de la afición rojiblanca en sus desplazamientos a Gijón -mantiene su residencia en la ciudad-, sobre todo por el sportinguismo del que siempre ha hecho gala en todos sus destinos.

Para añadir más ingredientes a su regreso, Marcelino se encontrará con José Alberto, quien ha declarado abiertamente su admiración por el actual entrenador del Valencia, al que considera un referente a nivel profesional. Casualmente, los dos intercambiaron impresiones hace unas semanas, cuando el Sporting se ejercitó en Paterna a la vuelta del desplazamiento a Elche.

Por otra parte, el portero Jaume Domenech, que debutó como profesional en El Molinón hace algo más de tres años, recordó ayer sobre el Sporting que «es un equipo histórico, complicado», explicando que «jugamos allí primero y es un estadio muy difícil; sabemos de las dificultades de El Molinón y vamos a preparar el partido con toda la concentración que requiere».