Sporting

Sporting | 21.000 motivos para el ascenso

Jénnifer Carral y Sergio Rodríguez, que acudieron con los pequeños Marcos y Leo, renovaron sus carnés./AURELIO FLÓREZ
Jénnifer Carral y Sergio Rodríguez, que acudieron con los pequeños Marcos y Leo, renovaron sus carnés. / AURELIO FLÓREZ

Las largas colas en El Molinón marcan las últimas horas del periodo de renovación de abonos | El Sporting, que no cerrará las oficinas del estadio este mediodía, espera superar la cifra en mil carnés más con las nuevas altas

ANDRÉS MAESEGIJÓN.

El Sporting no luchará solo. La vida de un seguidor de fútbol es, por definición, comprometida, entregada y entusiasta. Generalmente prolongada. Porque no cambian nunca de equipo. Y especialmente valorada. Sobre todo, por ejemplo, por el Sporting, que ve cómo, una vez más, sus aficionados volverán a ser sus fieles compañeros de viaje en su segundo viaje consecutivo en la categoría de plata.

Olvidado el varapalo sufrido ante el Valladolid en el 'play off' de ascenso, el mismo que privó a los hombres de Rubén Baraja de lograr el sueño de la Liga de las estrellas, y tan solo unas semanas después de que las lágrimas encharcaran un estadio que se vació con el silencio de la derrota, la ilusión ha vuelto a envolver a una afición rojiblanca única con 21.000 motivos para luchar por el ascenso.

La Mareona se nutre de las sensaciones que transmite el equipo. La ilusión del aficionado rojiblanco es casi la misma que tienen ahora mismo los jugadores en el vestuario. Y ha decidido movilizarse de nuevo. Por eso, a apenas unas horas de que concluya el periodo de renovaciones esta tarde, las cifras que maneja el club poco tienen que envidiar a las de la pasada campaña. La mismas con las que se logró superar el récord de abonados: 24.400. Porque, a lo largo del día, se espera superar las 21.000 renovaciones y el club baraja que las nuevas altas aumenten ese número en mil más.

Más Sporting

Las largas colas, incluso de horas, alrededor de El Molinón fueron las grandes protagonistas en la jornada de ayer. Una nueva muestra de la fidelidad de una afición que nunca abandona a su equipo. Muchos se muestran impacientes ante la ausencia de los delanteros que capitanearán la parcela ofensiva rojiblanca. Otros no han visto con buenos ojos la salida de Sergio Álvarez al Eibar. Y también los hay que esperan un paso al frente de la cantera ante una nueva revolución en la plantilla. Pero la gran mayoría tienen un denominador común: han renovado su compromiso con un escudo y unos colores que no abandonan.

La lucha por el ascenso no será sencilla. Sobre el papel, la Segunda será la más dura de los últimos años, pero el municipal gijonés se convertirá de nuevo en una caldera de pasiones.

Después de que el club anunciara, la semana pasada, las más de 17.000 renovaciones, el ritmo de seguidores que se han acercado al estadio para continuar en la familia rojiblanca ha ido en aumento. Un año más, la Mareona vuelve a sorprender con su fidelidad. Su manera de vivir el fútbol y el Sporting es inigualable. Tan solo queda que el equipo se pueda poner a la altura de una afición que bien se merece disfrutar de su equipo con las estrellas.

Síguenos en

 

Fotos

Vídeos