«Riquelme era un jugador increíble, no sabías por dónde te iba a salir»

Damián Pérez, en el número 2, en un momento de la entrevista con EL COMERCIO. / ARNALDO GARCÍA
Damián Pérez, en el número 2, en un momento de la entrevista con EL COMERCIO. / ARNALDO GARCÍA

J. BARRIO

-Sus mejores años están repartidos entre su época en el Arsenal de Sarandí, en Argentina, y el Xolos de Tijuana, de México.

-Me fue muy bien en Xolos. Era mi primera experiencia fuera de mi país y fue hermosa. Me recibieron bárbaro. En Arsenal pude ganar cuatro torneos. Soy el jugador que más torneos ha ganado con el club. Le tengo un cariño especial.

-En Chile compartió equipo con Lucas Barrios, 'ex' del Borussia.

-En Colo-Colo. Jugadorazo, con una gran jerarquía. Encima es una persona muy humilde. En Chile conocí a grandes jugadores, pero Lucas era y es extraordinario.

-¿Tuvo ídolos?

-Miraba a Roberto Carlos cuando estaba en el Madrid. En Argentina, nada que ver con mi posición: Román Riquelme. Un fuera de serie, un jugadorazo al que tuve la suerte de enfrentar.

-¿Cómo era en el cara a cara?

-Increíble. No sabías por dónde te iba a salir. Por ahí te amagaba, ponía el cuerpo delante. Era imposible sacarle la pelota. Es uno de esos jugadores que nacen para esto y no hace falta ni que se preparen.

-Creo que usted estuvo cerca de Boca y también de River Plate.

-Estuvieron interesados en su época, cuando estaba en Arsenal, y por circunstancias no se pudo dar. Terminé yendo a Vélez, un gran club en el que pasé un año espectacular. Después ya me fui a México.

-Pero a su familia y a usted le tira más el Racing, ¿no?

-Sí, desde chico (sonríe). Soy de Wilde, de Avellaneda, y mi equipo de toda la vida es el Racing Club de Avellaneda, pero tengo un cariño muy grande por el Arsenal. De allí salí. Me dio todo. Gracias a ellos soy quien soy.

-¿Sigue muy ligado al barrio de Wilde?

-Claro. Tengo muchos amigos allí. Salí de un club de pista, la Sociedad Fomento Barrio de La Carne, del que actualmente mis amigos y yo somos los dirigentes.

-¿Y eso?

-Le debemos mucho y ahora estamos ahí manejando el club entre todos. Wilde es un barrio muy lindo. Humilde, sí, pero estando con los amigos es único. Allí siempre nos reunimos para comer asado, para charlar...

-¿Cómo está viviendo su gente en Argentina esta nueva crisis y la amenaza de un nuevo 'corralito'?

-Mi familia me cuenta que todos están pasando un momento difícil allá. Pero Argentina es un país grande, con muchísima riqueza. Saldrá adelante porque hay muy buena gente.