La rivalidad futbolística se sube a la piragua

Desde la izquierda, Pedro Pablo Quiroga, Ricardo Soto, Coloma García-Busto y Óscar García Busto, bajo los arcos del edificio del Ayuntamiento de Oviedo. /  MARIO ROJAS
Desde la izquierda, Pedro Pablo Quiroga, Ricardo Soto, Coloma García-Busto y Óscar García Busto, bajo los arcos del edificio del Ayuntamiento de Oviedo. / MARIO ROJAS

La regata, promovida por el club La Ribera Kayak, constará de seis carreras sobre las aguas del río Piles, con embarcaciones de K-1, K-2, K-4 y dragón Palistas aficionados del Sporting y el Oviedo preparan una competición para medir sus fuerzas antes del derbi

DANI BUSTO

La pasión por unos colores se demuestra a paladas. Y concretamente, sobre las aguas del río Piles. El derbi en El Molinón entre el Sporting y el Real Oviedo, plato fuerte del deporte asturiano el próximo mes, podrá tener un novedoso e interesante entremés, sazonado con la tradicional piquilla entre aficionados de ambos clubes, con la disputa del primer duelo de máxima rivalidad entre piragüistas y seguidores del equipo rojiblanco y del conjunto azul.

Esta competición, promovida por los palistas Óscar García Busto y Pedro Pablo Quiroga Alonso, del club La Ribera Kayak Oviedo, ya tiene el visto bueno del Sporting, que incluso podría aportar las camisetas rojiblancas para los competidores. Eso sí, todavía falta el permiso del ayuntamiento gijonés, al desarrollarse la competición por el río Piles, mientras que el Real Oviedo debatirá en consejo de administración si también ofrece su apoyo a esta iniciativa.

El piragüista Manolo Busto y el empresario Ricardo Soto Zaragoza 'Calo' se reunirán hoy con el concejal de Deportes, Jesús Martínez Salvador, para explicar los detalles de esta regata y abordar la posibilidad de llevarla a cabo el 23 de marzo, si el derbi entre el Sporting y el Oviedo se disputase el domingo 24 de marzo, o una semana antes, si el partido fuese ese sábado.

La idea de la competición pasa por celebrar seis pruebas cortas, con una distancia de entre doscientos y trescientos metros. En cada carrera tomarán la salida dos embarcaciones, una sportinguista y otra oviedista, y habrá dos carreras de K-1; dos de K-2; una de K-4 mixta con deportistas federados, y una de dragón, con diez palistas aficionados en cada piragua. La embarcación vencedora de cada prueba sumará un 'gol' para su equipo y, en caso de que se produjese un empate (3-3), el triunfo en dragón decantaría el derbi a su favor.

Saúl Craviotto, predispuesto

A falta de concretar y confirmar los nombres de los deportistas federados que tomarán partido en este derbi piragüista, EL COMERCIO pudo saber que tienen buena predisposición para participar Manuel Busto, Beatriz Manchón, Saúl Craviotto y Javier Hernanz -en el caso de estos dos últimos, supeditado a sus respectivos compromisos competitivos en marzo-. Con todo, según las bases previstas, la elección final de estos palistas la determinará un seleccionador para cada equipo, designado por la Federación de Piragüismo del Principado.

Por su parte, la elección de los piragüistas no federados que deseen participar se llevará a cabo mediante un sorteo que realizarán las empresas colaboradoras a través de sus redes sociales.

Los promotores del proyecto se muestran optimistas y confían en que la competición se convierta en una realidad. Óscar García Busto, maliayo, pero afincado en Oviedo, y seguidor sportinguista comenzó a madurar esta idea tras el último derbi disputado entre el club azul y el rojiblanco el pasado noviembre. «Empezamos con lo típico, a provocarnos entre los compañeros del club -La Ribera Kayak Oviedo- sobre quién iba a ganar, y se me ocurrió que podíamos llevarlo al terreno del agua», comenta García, para añadir después que ya «visualiza» las embarcaciones de K-4 «con los colores rojiblancos y azul».

El diseño de la competición tomó forma en los últimos días y se estudió la idea de incluir también a palistas aficionados no federados, hasta concretarse una regata con un programa compuesto por seis pruebas.

Si el proyecto prospera, la intención de los organizadores será la de repetir la competición la próxima temporada en Soto de Rivera, a unos cinco kilómetros de Oviedo, en la confluencia de los ríos Caudal y Nalón.