«Hay pocos equipos que en enero se hayan reforzado tan bien como el Sporting»

«Hay pocos equipos que en enero se hayan reforzado tan bien como el Sporting»
Rubén García regresa este viernes a El Molinón liderando a Osasuna, un rival directo en la lucha por el ascenso. / ARNALDO GARCÍA

«El del viernes será un partido largo. Se va a notar ya que nos estamos jugando mucho»

JAVIER BARRIO

«Los grandes cambios siempre me benefician y este clima, además, me va bien», observa Rubén García (Játiva, Valencia, 1993). El Norte -Gijón, primero, y Pamplona, ahora- ha encendido ese duende cultivado bajo el sol de Levante. El ataque de Osasuna, vencedor ante el Granada en la última jornada por una exquisita definición del valenciano, se mueve a su ritmo. Este viernes aparca con su tropa en El Molinón, que ha añorado su fútbol, aunque el viernes no habrá sitio para los románticos. «Estamos en un momento dulce, pero, más allá de los números y estas historias, hemos dado un paso adelante a nivel táctico. Y eso en Segunda es clave. Somos un equipo más compacto, que concede poco», explica sobre el brutal momento que atraviesa su equipo.

-¿En qué plano sitúa lo del viernes?

-Es algo que hasta ahora no había vivido. Va a ser un partido diferente a nivel sentimental y anímico. El año pasado fui feliz en Gijón. Tenía una afición que me guiaba. Tendré sentimientos enfrentados. Pero voy a ir para intentar ganar. Al final esto es fútbol. Tengo que dar todo por el escudo que defiendo.

-¿Con quién ha mantenido la última conversación del Sporting?

-Ayer -por el domingo- hablé con varios: Carmo, Nacho, Pedro (Díaz), Álvaro (Traver), al que conozco desde infantiles... Me felicitaron por el gol y yo a ellos por la victoria. Tenemos muy buen rollo.Casi hablo de forma semanal con unos y otros.

-¿Está mejor este año?

-Me comparo mucho y, a nivel de sensaciones, estoy parecido. En el plano físico, el jugar noventa minutos todas las semanas hace que tenga un plus de confianza y que, en tramos finales, cuando se abren los partidos, tenga esa capacidad de tener más participación de cara a portería.

-¿Celebrará si marca?

-No. Lógicamente, en la ida habría sido una falta de respeto no celebrarlo en El Sadar, aunque le tenga el mayor cariño al sportinguismo. También fue especial porque todavía no había marcado de falta. Esa emoción fue difícil de controlar, pero los que me conocen saben que no lo celebré como suelo hacerlo. En El Molinón voy a intentar marcar y que mi equipo gane, pero, si sucede, no creo que sea necesario celebrarlo ante una afición que me trató con tanto respeto y cariño.

-¿Por qué no siguió en Gijón?

-Siempre he respondido con sinceridad sobre esto. El año pasado fui muy feliz ahí. Crecí mucho y siempre estaré agradecido por ello. Cuando me fui, me centré en el Levante, en la pretemporada. Intenté dar el máximo y, en un momento del verano, mi club y yo llegamos a un acuerdo para salir. Nada más terminar la Liga había mucho interés de Osasuna, también de otros clubes como el Sporting, pero en esa fecha en la que decidimos salir entró en acción Osasuna. Era el sitio adecuado y el que más me había valorado.

-¿Le habría gustado que le hubiera esperado el Sporting?

-Una persona que ha estado a gusto en un sitio siempre quiere volver. Me esperaba ese acercamiento del Sporting por pura lógica, pero luego llegó un momento en el que no se mostró ese interés y tuve que decidir.

-¿Le planteó dudas seguir en Gijón por terminar como uno de los jugadores más sustituidos por Baraja?

-No por el míster, al que agradezco mucho que apostara por mí en el enganche, pero está claro que todo futbolista quiere jugar los noventa minutos. Nadie me aseguraba venir a Osasuna y jugarlo todo, pero uno intenta valorar todo y decidir.

-¿Qué pálpito tiene ante el viernes?

-José Alberto va a plantear un inicio de presión alta, de mucha intensidad, de disputas muy cerca de nuestro campo. Nosotros tenemos que ser muy prácticos. Quizá no arriesgar tanto al principio, quizá dar un poco el mando al Sporting... Será un partido largo, que no se resolverá pronto y tenemos que mantener la calma para llegar al final con opciones y, por qué no, ganar. Se va a notar que ya nos estamos jugando mucho. Será apasionante.

-¿Le gusta el Sporting que ve?

-José Alberto ha dado un poco de libertad a los jugadores. Antes, el Sporting era más ordenado, con algo más de posesión, no tan vertical. No tenía tantas ocasiones. José Alberto ha intentado transmitir que cuanto antes lleguen a la portería más posibilidades tendrán de marcar. Ahora es más de ida y vuelta.

-¿Conoce a Alegría e Ivi López?

-Coincidí con los dos en una pretemporada con el Levante. Álex es un delantero de área, grande, de quedársela, con buen golpeo y remate. Ivi es más de actuar a pierna cambiada, de recibir, asociarse, con buen uno contra uno y mucha potencia en el golpeo. Le puede venir bien al Sporting si le dan la oportunidad.

-¿Se ha reforzado bien el Sporting?

-Sin duda. Hay pocos equipos que se hayan reforzado así de bien y fichando relativamente poco, con tres incorporaciones. Todos son jugadores de mucha calidad para Segunda.

-¿Conocía a Djurdjevic?

-Hasta que llegó a Gijón, no, pero soy muy de seguir la Segunda y ver al Sporting. Al inicio no se le veía acertado, pero es un delantero con ambición, trabajo, insistente. Está siendo clave.

Más

 

Fotos

Vídeos