El Sporting se agarra a José Alberto

Varios futbolistas de la plantilla, ayer, antes del inicio del entrenamiento, durante el calentamiento en uno de los campos de Paterna, donde el Sporting coincidió con el Valencia de Marcelino. / I. CABALLERO
Varios futbolistas de la plantilla, ayer, antes del inicio del entrenamiento, durante el calentamiento en uno de los campos de Paterna, donde el Sporting coincidió con el Valencia de Marcelino. / I. CABALLERO

El equipo termina la primera vuelta a ocho puntos del 'play off', pero esperanzado por el técnico ovetense | Con el entrenador rojiblanco, situado cuarto en la clasificación de los últimos siete partidos, ya ha sumado casi tantos puntos como con Baraja en la mitad de encuentros

JAVIER BARRIO VALENCIA.

Conjurado para lanzarse a tumba abierta en esta segunda vuelta ya está el Sporting, al que no le queda otra que abrir gas para recuperar el terreno perdido y alcanzar el 'play off', por ahora lejano. En el club, con la mayor parte de su núcleo desplazado estos días a Valencia para la ilusionante cita de mañana en la Copa del Rey, casi nadie mira la clasificación, repitiendo el 'modus operandi' de José Alberto, de mirada cortoplacista, quien ha relanzado el proyecto a base de buenas sensaciones. Bien es cierto que el déficit de puntos que heredó de la época de Rubén Baraja demanda un surtido numérico mucho más vigoroso y continuado y que, por eso, cuando no se gana, como el sábado, se enfría la ilusión. Tiene que remar mucho el equipo.

Más información

Clausurada la primera vuelta, el Sporting se encuentra en tierra de nadie. A ocho puntos del 'play off', que delimitan el Alcorcón, quinto clasificado, y Osasuna, que abotona la situación de privilegio, y a doce y trece de los dos primeros: Albacete y Granada, el líder. La segunda ronda se iniciará este domingo con un duelo estratégico frente al conjunto madrileño, que visitará El Molinón tras la Copa, y después con otra cita nuclear ante el Deportivo de La Coruña. También en Gijón. A este punto, en el ecuador, llega el equipo rojiblanco muy necesitado tras un inicio de temporada peligroso, y un remonte final con el que ha intentado equilibrar la factura, en la que hoy por hoy le sale a deber. La clasificación escupe un análisis frío y muy alejado del objetivo, con el equipo duodécimo y con números muy vulgares. Pero el regusto es diferente desde la jornada quince, cuando el club decidió despedir a Rubén Baraja tras la depresión del derbi y promocionar a José Alberto. Cuando se derrumbó en el Carlos Tartiere, el Sporting oficializó por altavoz que estaba en caída libre: a siete puntos del 'play off' y a dos del descenso. Apenas había sumado 15 puntos en 14 partidos, perdiendo el favor de El Molinón, totalmente chato en ataque y con un fútbol degenerativo.

63 puntos por disputarse

Sin que las diferencias con el 'play off' se hayan limado -han aumentado en un punto-, los datos de José Alberto en sus siete partidos confirman el momento creciente del Sporting. Con el empate de Albacete ya suma 12 puntos, por los 15 que cosechó bajo la tutela del exfutbolista del Valencia en la mitad de partidos que dirigió este. En una hipotética clasificación de los siete últimos encuentros, el equipo se situaría cuarto, a tres puntos del Albacete, el mejor de este tramo. Pero no es suficiente. El salto es muy grande. Quedan 63 puntos en disputa para enmendarlo.

En el 'stage' de Valencia, que arrancó ayer con un entrenamiento matinal y la tarde libre para los futbolistas, se detectaba confianza en las posibilidades del Sporting, aunque para ello, se asumía, habrá que sudar la gota gorda y reactivar pronto el contador de victorias con un ejercicio excelso. La reacción completa es obligada y su ilusión bebe de algunos precedentes. El Valladolid, por ejemplo, inició la segunda vuelta del último curso a cinco puntos del 'play off', logrando el ascenso en un final al que llegó lanzado, reventando con solvencia en las dos eliminatorias al Sporting y el Numancia. Hay casos más agónicos e inesperados en estos últimos años, como el del Córdoba, hace cinco años, cuando recortó cinco puntos en los últimos nueve partidos para alcanzar y superar la ruleta rusa del 'play off'. No son los únicos.

A la historia y las sensaciones que desprende en cada partido el Sporting con José Alberto, con el único momento de debilidad de esta fase frente al Zaragoza, se suma el sintomático diagnóstico de los oponentes. «Este equipo nos ha exigido lo que no nos ha exigido nadie, creo que es el mejor equipo que ha pasado por el Martínez Valero», ponderó 'Pacheta' al paso del equipo rojiblanco por Elche. «Me parece que es un equipo que debería de estar más arriba», apreció el sábado Ramis, concluyendo que «tiene pinta de ir hacia arriba».

Antes de eso, el Sporting buscará el más difícil todavía en la Copa mañana, en el calor de Mestalla, a donde saldrá a defender el 2-1 de la ida para acceder a los cuartos de final. Los canteranos Pedro Díaz y Cristian Joel, en ese sentido, se sumaron ayer por la tarde a la expedición, tras competir con el filial y viajar a la ciudad del Turia. Por la mañana, el equipo se había ejercitado en Paterna, siendo recibido por el histórico Voro, coincidiendo allí con el Valencia, que se entrenó a puerta cerrada. Con los titulares realizando una sesión regenerativa, José Alberto ensayó con un teórico once formado por: Dani Martín; Molinero, Juan, Cordero, Noblejas; Cofie, Nacho Méndez; Traver, Pablo Pérez, Lod; y Blackman.