El Albacete hurga en la herida del Sporting (0 -2)

Djurdjevic sobre el césped./Damián Arienza
Djurdjevic sobre el césped. / Damián Arienza

La expulsión de Peybernes en la primera mitad fue clave en la victoria del Albacete

Andrés Maese
ANDRÉS MAESEGijón

Un equipo herido de muerte como es el Sporting intentó sobrevivir a una batalla en la que dos errores de bulto de Mathieu Peybernes condenaron a los rojiblancos a una nueva derrota en la Liga. El colegiado, Vicandi Garrido, expulsó al central en cuestión de un minuto por doble amarilla. Las dos decisiones fueron acertadas. Principalmente porque el defensa se equivocó. Posiblemente fruto de una mala temporada.

0 Sporting

Dani Martín, Geraldes (Canella, m. 18), Peybernes, Babin, Molinero, Nacho Méndez, Cristian Salvador, Pedro Díaz, Traver (Pablo Pérez, m. 69), Lod (Carmona, m. 67) y Djurdjevic.

2 Albacete

Nadal, Arroyo, Fran García, Gorosito (Gentiletti, m. 73), Febas (Malsa, m. 79), Eugeni, Tejero, Torres, Peña, Acuña (Susaeta, m. 70) y Zozulia.

goles
0-1: m. 42, Eugeni. 0-2: m, 57, Acuña.
árbitro
Vicandi Garrido. Amonestó a Nacho Méndez, Pedro Díaz, Molinero, Salvador y a Arroyo, Febas, Malsa en el Albacete. Expulsó a Peybernes por doble amarilla.
incidencias
partido disputado en El Molinón.

La primera tarjeta que vio fue por realizar juego peligroso sobre Nadal, meta del Albacete, tras un saque de esquina. Cuando se dispuso a atrapar el balón, Peybernes entró con la plancha por delante y golpeó la mano derecha del portero. Para entonces, El Molinón ya la tenía tomada con el árbitro por haber amonestado a Nacho Méndez, Molinero y Pedro Díaz sin que el Sporting estuviera realizando un encuentro agresivo. Desesperó al público, pero también a los jugadores de José Alberto. Tal fue la desesperanza, que en la segunda mitad las amarillas al rival se celebraron como goles.

La expulsión de Peybernes llegó en la siguiente jugada su primera amarilla. Cometió penalti sobre Zozulia por un agarrón y el colegiado lo vio. Segunda amarilla. El francés se despidió de esa manera de la temporada y quién sabe si también del Sporting. Eugeni transformó el penalti y el Albacete se fue al descanso por delante en el marcador.

José Alberto optó por el cambio un cambio de sistema para dar entrada a un trivote formado por gente de la casa. Un hecho que pareció agradar a los miles de aficionados que acudieron fieles a su cita con el fútbol en Gijón. Las protestas iniciales contra la directiva dieron paso a los ánimos para los que se basará gran parte del próximo proyecto.

A Pedro Díaz le costó entrar en el partido. Acompañado de Nacho Méndez y Cristian Salvador triangularon en la primera parte sin generar demasiado peligro. Dani Martín, con su juego con los pies, y Lod destacaron por encima del resto.

El finés demostró que tiene calidad de sobra para jugar en el Sporting, pero este año no ha sabido aprovechar las escasas oportunidades que le concedieron tanto Baraja como José Alberto.

Con un hombre menos sobre el terreno de juego, el Albacete esperó su oportunidad para sentenciar el duelo. Se jugaba mucho en El Molinón y no desaprovechó la oportunidad de doblegar a un Sporting que pide a gritos que concluya una campaña para olvidar.

En la despedida de Dani Martín de la temporada, el meta recibió un gol que será comentado. Acuña marcó desde su campo con un derechazo que pilló adelantado a portero. Un tropiezo suyo cuando reculaba para intentar detener el disparo le impidió poder despejar el balón, que se coló en la portería rojiblanca. Una parte del estadio se levantó para aplaudir el tanto del delantero del Albacete.

En los minutos finales la noticia casi estuvo más en la grada que en el terreno de juego. Los seguidores intentaron divertirse a consta de las decisiones del colegiado. A las ovaciones por cada amarilla al Albacete se le solicitaba una cartulina más.

El Albacete se dedicó a no hacer más leña del árbol caído y dejó pasar el tiempo. Ramis optó por cambiar a los jugadores amonestados o con problemas musculares para no perder efectivos de cara al duelo del próximo fin de semana. Una jornada en la que el Sporting no jugará porque le tocaría enfrentarse al Reus.

Al Sporting no le queda otra que dar la cara. Intentar jugar el choque ante el Cádiz de la mejor manera posible y de paso ver debutar a un nuevo jugador de la cantera. Gragera, que entró en la convocatoria no pudo saborear la Segunda División. En la última jornada volverá a tener una opción para debutar en la categoría de plata. El futuro del equipo pasa por la gente de casa.

Más información