Sporting

El Sporting cojea de la izquierda

El Sporting cojea de la izquierda

Con Aitor de baja cuatro semanas, José Alberto debe remendar esta banda en un momento clave | El técnico tendrá que encontrar a su sustituto entre Lod, Ivi López, Carmona, Traver y Álvaro Jiménez ante la rotura fibrilar del onubense

JAVIER BARRIO GIJÓN.

No se vio a Aitor García por Mareo este lunes. Mal síntoma tras su lesión de la semana pasada, ampliado durante la mañana por el resultado de una resonancia que le situaba en fuera de juego las próximas cuatro jornadas. Una rotura fibrilar en el cuádriceps izquierdo que le descabalgará de los partidos ante el Elche, Mallorca, Lugo y Zaragoza, según el margen temporal determinado ayer por los médicos. Un problema serio para José Alberto, toda vez que nadie ha conseguido asentarse en la banda de Jony, por el decisivo momento en el que entra la temporada. Voluntarioso y trabajador, aunque excesivamente acelerado, el onubense había alcanzado cierta estabilidad, encadenando once titularidades consecutivas, aunque siempre fuera relevado sobre la marcha.

Nadie más, en todo caso, ha disfrutado de tanta continuidad en esa banda, que parece maldita desde la partida del cangués, triturando jugadores sin control por su irregularidad o dificultad para adaptarse al costado zurdo. Únicamente este año, obviando el caso de Aitor García, han desfilado por ahí en la Liga hasta siete futbolistas: Robin Lod (7 titularidades), Traver (6), Carmona (5), Álvaro Jiménez (2) Isma Cerro (2), Ivi López (1) y Pablo Fernández (1). También hubo otros experimentos en la Copa con Noblejas, empujado desde el lateral por exigencias del guión en la ida de la eliminatoria frente al Valencia, Neftali, prestado ahora al Córdoba, o el canterano Pelayo Morilla, quien, a sus 17 años, avanza en su último peldaño formativo.

De entre los Lod, Álvaro Jiménez, Ivi López, Carmona o Traver, los que más han rondado por ahí, saldrá estos días el elegido en una decisión meditada y de precisión quirúrgica. Muy delicada porque afectará a los movimientos que tan mecanizados tiene el equipo. A partir de ahí, el futbolista que entre tendrá la opción de participar en cuatro partidos trascendentales de la temporada. Ivi López, por ejemplo, fue incrustado ahí frente al Nástic. Ya sin Aitor García, sin embargo, no tuvo ninguna relevancia en el grisáceo encuentro de Tarragona. El madrileño está muy lejos de lo que se espera de él. Ofrece algún ramalazo de calidad, aunque solo se le ha visto con un poco de lucidez en un puñado de minutos ante el Tenerife. El trabajo defensivo tampoco es su fuerte. Parece complicado que pueda continuar tras sus dos últimas actuaciones.

Si no sigue Ivi López, el abanico de posibilidades se amplía a Robin Lod, Carmona y Álvaro Traver. El finlandés puede encajar en el perfil -de hecho ha partido de ahí en seis encuentros-, pero José Alberto tampoco termina de verle en la banda. Carece de velocidad, de retrovisor para las ayudas al lateral, aunque su calidad es indiscutible. Tiene gol y un buen golpeo con la izquierda. También una intermitencia que está ahogando las expectativas disparadas con su contratación. Le cuesta moverse en el fútbol pegajoso de Segunda, sobre todo cuando los espacios se reducen y su participación está siendo muy residual. Los motivos de esto son tan amplios como variados: su propia irregularidad, problemas físicos en algunos momentos, ausencias por las compromisos internacionales de Finlandia y, también, la falta de confianza de los entrenadores.

Más Sporting

Titular hace tres meses

La maniobra con Carmona y Álvaro Traver, por otra parte, entraña bastantes riesgos. Ni el balear, que tiene su punto fuerte en esa llegada desde segunda línea, ni el valenciano, se sienten cómodos peloteando a pierna cambiada. Además, Traver se ha ganado la continuidad en la derecha con un buen serial de partidos, procurando más profundidad y verticalidad en sintonía con Geraldes, y mejorando la ejecución de las estrategias. No obstante, el guión actual exige alguna medida de emergencia que adoptar, aunque el traslado de Traver haría perder gas a la banda derecha ante un oponente que juega con colmillo por la zurda. El vertiginoso Iván Sánchez es una de las mayores fortalezas del Elche de 'Pacheta'.

Más difícil lo tiene Álvaro Jiménez, quien se ha convertido en un descarte habitual desde la llegada de los nuevos en el mercado invernal. El cordobés solo disputó un par de partidos en la banda izquierda, expresándose con mucha intermitencia siempre. Con la necesidad del momento podría tener la opción de dar un paso al frente, aunque parece muy complicado por su falta de ritmo. Su último partido como titular fue hace casi tres meses, en la visita del Deportivo a Gijón, jugando después apenas cinco minutos en la fase final del derbi frente al Oviedo en El Molinón. Desde entonces se ha convertido en un descarte habitual en las vísperas de los partidos del Sporting. En cualquier caso, la coyuntura actual abona el terreno de las segundas oportunidades.