El Sporting enfila su reconstrucción

El director deportivo, Miguel Torrecilla, a la derecha, junto al técnico José Alberto López. / ARNALDO GARCÍA
El director deportivo, Miguel Torrecilla, a la derecha, junto al técnico José Alberto López. / ARNALDO GARCÍA

Diecinueve jugadores tienen contrato con el primer equipo de cara a la próxima temporada | En la lista de futbolistas que continuarán hay solamente dos defensas y hasta siete hombres que ocupan posiciones en el centro del campo

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Ayer se cumplió un año de la derrota del Sporting ante el Barcelona B en El Molinón. Aquel inesperado revés marcó el punto de inflexión de un equipo que acariciaba el ascenso a Primera. Transcurridos 365 días no solo no queda apenas nada de aquel equipo -ninguno de los jugadores que fueron titulares entonces aparece en la foto inicial del partido del pasado sábado ante el Lugo-, sino que todo apunta a que habrá una nueva revolución veraniega en Mareo de cara al próximo curso. El proceso, en cualquier caso, se presenta lento, teniendo en cuenta que hasta diecinueve jugadores tienen contrato con el primer equipo de cara al nuevo curso.

Once futbolistas abandonarán la disciplina del Sporting cuando termine la competición, salvo un giro inesperado en sus situaciones. Canella, Babin, Álex Pérez y Noblejas acaban contrato. Los dos últimos tienen en sus contratos por las que podrían ampliar sus vinculaciones, pero ya no pueden alcanzar la cifra de partidos necesaria. En el caso del capitán rojiblanco, pese a que Miguel Torrecilla aseguró en su comparecencia del pasado mes de febrero que hablaría «en breve» con sus agentes, no ha habido avances significativos al respecto. La continuidad de Babin está casi descartada. El Sporting le trasladó una propuesta de renovación que no llegó a cristalizar en una negociación. «No sé nada sobre mi renovación», aseguró el francés el sábado tras el empate ante el Lugo.

Más Sporting

En cuanto a los siete jugadores cedidos, las únicas surgen en las figuras de Álex Alegría y Geraldes, cuyo rendimiento alcanza el aprobado. Miguel Torrecilla incluyó una opción de compra obligatoria en el contrato de cesión del delantero extremeño por importe de un millón de euros, aunque solo en caso de ascenso a Primera. En Segunda, su continuidad se antoja mucho más complicada. En una situación similar se encuentra André Geraldes, aunque el lateral luso ya dejó abierta la puerta a su continuidad el pasado mes de enero. «Veo bien quedar aquí en Primera o en Segunda. En cualquiera de las dos», afirmó entonces.

De los catorce futbolistas que de actual plantilla que tienen contrato en vigor de cara a la próxima , aunque no todos tienen garantizada su continuidad. Juan Rodríguez solamente ha disputado un partido de Liga desde que arrancó el campeonato, mientras que Isma Cerro ha permanecido inédito prácticamente toda la temporada por su grave lesión de rodilla. También arroja dudas la situación de Robin Lod, un jugador que llegó el pasado verano para marcar las diferencias en la categoría y que solamente ha disputado once partidos como titular. El finlandés tiene otro año más de contrato, prorrogable en función de una serie de variables.

Desde el filial subirán Pedro Díaz y Carlos Cordero. El joven centrocampista ha sido uno de los jugadores más destacados en el Sporting B esta temporada y dejó buenos detalles en sus participaciones con el primer equipo en Copa del Rey. Carlos Cordero, por su parte, fue una de las grandes apuestas de José Alberto en su salto al primer equipo, aunque desapareció de sus planes hace ya dos meses.

También está previsto el retorno a Mareo de Neftali Manzambi tras su cesión al Córdoba, donde solo ha participado en cuatro partidos y como suplente. El Sporting ejecutó su opción de compra el pasado mes de enero tras su préstamo desde el Basilea por una cantidad cercana a los doscientos mil euros. Moi Gómez tendrá aún un año más de contrato como rojiblanco cuando termine su cesión al Huesca, aunque su continuidad en el Sporting parece descartada y tendrá que buscar acomodo lejos de Mareo. Su nombre se ha vinculado en las últimas horas al Betis.

Entre el grupo de jugadores con contrato para la próxima temporada hay solo dos defensas -Molinero y Cordero-, un extremo izquierdo -Aitor García- y hasta siete jugadores que podrían jugar en el centro del campo -Hernán, Nacho Méndez, Salvador, Lod, Cofie, Pedro y Moi Gómez-. En el ataque tienen compromiso en vigor Uros Djurdjevic, Pablo Pérez y Neftali. Miguel Torrecilla tiene trabajo. La reconstrucción se antoja lenta y larga tras la tremenda decepción de esta temporada.