Sporting

«Fue una alegría increíble para mí, cuántas veces habré soñado con ese momento»

«Fue una alegría increíble para mí, cuántas veces habré soñado con ese momento»
DAMIÁN ARIENZA

Alberto Espeso, debutante con el primer equipo del Sporting ayer ante el Eibar, confiesa que se quedó impactado con el mensaje de felicitación de David Villa | 'El Guaje' le escribió «que no parara, que ya había metido la cabeza»

Iván Álvarez
IVÁN ÁLVAREZ

El 6 de diciembre de 2018 será una fecha que quedará siempre guardada en la cabeza de Alberto Espeso al tratarse de su debut oficial con la primera plantilla del Sporting. Un estreno engalanado con una asistencia para que Álvaro Jiménez abriese con un testarazo el marcador ayer en Ipurúa. «Es un premio más, pero lo importante era pasar de ronda», ha indicado este mediodía el canterano sportinguista, con la sonrisa instalada en su rostro al culminar con veinte años su escalada por los escalafones de las categorías inferiores del club.

«Fue una alegría increíble para mí, porque cuántas veces habré soñado con ese momento», indicó sobre sus sensaciones cuando José Alberto le comunicó que le iba a otorgar la titularidad. «Llevo muchos años con él en categorías inferiores y en el filial. Me pidió que fuese el Espeso de siempre», ha confesado sobre las instrucciones recibidas del entrenador sportinguista antes de un estreno que sus familiares vivieron de forma intensa en las gradas del eibarrés.

«Mi madre estaba emocionada, llorando en el campo. Mi hermano también y mi padre, lo mismo. Estaban más nerviosos que yo incluso antes del partido, pero contentísimos», ha confesado el lateral de La Corredoria, con su teléfono inundado de felicitaciones por el debut. «Me tiré todo el viaje de vuelta hasta Asturias respondiendo a compañeros, amigos y alguno me queda todavía, pero no he tenido mucho tiempo», ha expresado con naturalidad el zaguero sobre esas numerosas muestras de cariño. En esa extensa lista, le hicieron especial ilusión dos, el mensaje recibido de Canella nada más terminar el partido y el de David Villa. «Me dijo que siguiera así, que no parara porque ya había metido la cabeza», ha confesado sobre esa felicitación del máximo artillero de la Selección Española, que recibió con sorpresa y le dejó impactado.

Alberto Espeso, que ayer coronó de la mano de José Alberto su ascensión desde el juvenil sportinguista hasta el primer equipo, ha señalado como un acicate la presencia del entrenador ovetense en el banquillo del primer equipo. «Te conoce y seguro que te da la oportunidad antes que otro que tenga esas dudas. Aprietas más porque sabes que puedes tener alguna posibilidad más de jugar», ha expresado el ovetense, que considera que el debut frente a un equipo de Primera como el Eibar es un premio a «los años» de esfuerzo en Mareo, pero mantiene los pies en el suelo y recuerda que «hay que seguir trabajando». Lo hace de regreso al filial, felicitado por todos sus compañeros y ya centrado en el partido liguero del domingo ante el Bilbao Athletic.

 

Fotos

Vídeos