El exrojiblanco Luis Hernández se pierde el partido del domingo por lesión

El exrojiblanco Luis Hernández se pierde el partido del domingo por lesión

J. B. GIJÓN.

A Juan Ramón López Muñiz, sportinguista de corazón y una amenaza el domingo para El Molinón, le surgió ayer un nuevo contratiempo. Recibió una de cal y otra de arena. El Comité de Competición retiró una de las dos tarjetas que vio en El Sadar el delantero argentino Gustavo Blanco, con el que negoció el Sporting este verano y que se ha convertido en el máximo goleador del Málaga con seis tantos, convirtiéndole en disponible para El Molinón. Pero, al mismo tiempo y un poco antes, el exrojiblanco Luis Hernández se quedaba fuera de la ecuación, prácticamente descartado por unas molestias en el abductor derecho.

La baja del madrileño, un fijo en el once y un peligro en los saques de banda, se suma a las de Adrián, N'Diaye, Ontiveros y, sobre todo, Ricca, que deja sin laterales izquierdos a Muñiz, que tendrá que inventar algo sobre la marcha para equilibrar su línea defensiva. La mayoría de ellos son potenciales titulares. También se encuentran lesionados Harper, Mula y Juan Carlos, mientras que Diego, Juanpi y Cifu, que lleva más de un mes de baja, son serias dudas para el encuentro en El Molinón.

Llamada de Baraja a Blanco

Contra esto, el entrenador gijonés recuperó a Gustavo Blanco, el mayor argumento ofensivo del Málaga, un delantero corpulento, difícil en el cuerpo a cuerpo y con facilidad para ver puerta, aglutinando seis de los quince goles que suma el equipo andaluz en este inicio de curso. «Lo esperaba (que le quitaran la segunda tarjeta que vio en Pamplona) porque no fui con mala intención», subrayó. El delantero también confirmó la llamada de Baraja en el verano. «Me llamó el técnico (Rubén Baraja) y analicé. Estoy muy agradecido a él, pero ahora estoy aquí y si hay que hacer goles, los voy a hacer».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos