El Sporting frena la marcha del atacante cadete Christian Ferreres al Villarreal

Christian Ferreres. /  E. C.
Christian Ferreres. / E. C.

El jugador de 15 años, que había llegado a un acuerdo con el club castellonense, firmó ayer su ficha e iniciará el curso en el juvenil B rojiblanco

I. ÁLVAREZ / A. MENÉNDEZGIJÓN.

El Sporting cerró ayer la continuidad del cadete Christian Ferreres (Gijón, 2004), la joven promesa pretendida por el Villarreal. El atacante, de 15 años, había llegado a un acuerdo para incorporarse a la disciplina del club castellonense en la temporada que comienza, pero la cúpula del club rojiblanco convenció al futbolista y su familia para que continúe su progresión en Mareo.

Las conversaciones durante las últimas semanas en busca de una solución se agilizaron en esta y la situación desencalló definitivamente con un acuerdo sellado en la tarde de ayer, cuando el joven atacante acudió a las oficinas de Mareo para firmar su ficha. Tras la renuncia del Villarreal, el prometedor atacante gijonés, que inicia su último año como cadete, jugará a las órdenes de Caco Morán en el segundo juvenil rojiblanco, en Liga Nacional.

Con un desarrollo futbolístico precoz, Christian Ferreres, que ya había cuajado una destacada actuación como alevín en el torneo de la Liga Promises, escala otro peldaño en las categorías inferiores de la entidad, tras lograr 30 goles el último curso en la máxima categoría cadete. El pasado mes de junio dejó su sello en el Memorial Nacho Barberá en Alzira, una competición que finalizó como máximo artillero con una brillante actuación que le llevó a ser distinguido como mejor jugador del torneo y le volvió a situar en el radar de los grandes equipos españoles. Hermano del extremo Abraham, que realiza la pretemporada en el Sporting B, compartirá de nuevo delantera con Álex Oyón, atado recientemente por la entidad gijonesa.