Sporting

Sporting | La hora de dar un paso hacia adelante

José Alberto, ayer, durante el entrenamiento que dirigió en Mareo, espera a que sus jugadores concluyan la carrera continua con la que se inició la sesión. / JUAN CARLOS TUERO
José Alberto, ayer, durante el entrenamiento que dirigió en Mareo, espera a que sus jugadores concluyan la carrera continua con la que se inició la sesión. / JUAN CARLOS TUERO

El Sporting busca reencontrarse con la victoria ante un rival herido como el Deportivo | Nacho Méndez se perfila como novedad en el once para sustituir a Pedro Díaz, aunque José Alberto no descarta jugar con dos delanteros

ANDRÉS MAESEGIJÓN.

«Los objetivos pasan por los partidos que juguemos en casa». José Alberto López, entrenador del Sporting, es el dueño de estas palabras. El técnico rojiblanco quiso explicar así la importancia que para él adquieren los encuentros en El Molinón. El ovetense tiene claro que el ascenso, objetivo que se marca el club sportinguista cada temporada que compite en Segunda División, pasa por hacer del estadio gijonés un fortín.

Esta noche tiene ante sí una nueva oportunidad para demostrar que su nuevo proyecto, con aromas de cantera, va en serio. Enfrente tendrá a todo un Deportivo de La Coruña que no acaba de acomodarse a su nueva vida en la categoría de plata. Al conjunto de Juan Antonio Anquela le está costando asentarse en un inicio liguero en el que camina por la parte baja de la tabla. El Sporting recibe, pues, en su fortín a un rival herido, pero con ganas de llevarse tres puntos que cambien el rumbo del barco comandado por un viejo conocido como es el extécnico del Oviedo.

El plan de José Alberto para esta noche pasa por volver a recuperar el nivel ofrecido en el segundo tiempo ante el Albacete en Gijón. El técnico quiere un once atrevido, que mantenga el balón, que busque el área rival y que pierda las vergüenzas a la hora de intentar derribar la muralla rival.

Con un once similar al que inició la competición, el Sporting pretende despejar cualquier duda que haya podido generar en el último choque ante el Huesca, cuando sumó la primera derrota del curso. Una victoria sería el mejor antídoto para recuperar la sonrisa del sportinguismo y que el equipo ganara en confianza.

Un plan enclaustrado

La puerta cerrada ha vuelto a ser protagonista en las sesiones de esta semana del cuadro rojiblanco en las instalaciones de Mareo. A José Alberto parece incomodarle mostrar sus planes de cara al fin de semana y prefiere encerrarse con sus futbolistas. A pesar de ello, todo hace indicar que Nacho Méndez sustituirá al sancionado Pedro Díaz. En principio, será la única novedad de la alineación, aunque no está descartada la posibilidad de que el sistema de juego sufra un cambio.

El atrevimiento y descaro que busca el cuerpo técnico lo quiere en el último tercio del terreno de juego. Una parcela casi por descubrir para los hombres de ataque rojiblancos. La falta de presencia en el área rival podría empujar al preparador a dar entrada a Álvaro Vázquez junto a Uros Djurdjevic. Pese a que el ovetense comentó el viernes que «no por jugar con más delanteros se ataca mejor», por su cabeza sobrevuela la idea de variar el esquema de juego.

De ser así, el centro del campo perdería un hombre para aportar al ataque una referencia más. Un movimiento arriesgado en El Molinón ante uno de los 'gallos' de la categoría como es el Deportivo. Un rival que, hasta la fecha, suma una victoria y tres derrotas en la Liga.

El cuadro gallego es el conjunto más goleado de la categoría, con nueve tantos recibidos. La defensa deportivista hace aguas, por lo que Uros Djurdjevic debería aprovecharse de la debilidad defensiva para estrenar su casillero particular. El delantero, manteado ayer por sus compañeros por la ampliación de su contrato, necesita marcar ya. Su equipo le necesita tanto como él a sus compañeros.

En la recámara se encuentra Álvaro Vázquez, que pide a gritos una oportunidad como titular. De llegar esta noche, será para acompañar al serbio, que por el momento es indiscutible en las alineaciones de José Alberto.

El Molinón vuelve a recibir a un aspirante a todo esta temporada. Una victoria asomaría a los rojiblancos a la zona alta de la clasificación y dejaría muy tocado a un Deportivo que busca renacer en Gijón. El duelo es de altura, pese a que ninguno de los dos se encuentre entre los mejores. Pero toca dar un paso adelante.

Más Sporting