José Alberto: «Hay que ir con tranquilidad porque la Segunda es durísima»

José Alberto hace un esprint durante un entrenamiento. / ARNALDO GARCÍA
José Alberto hace un esprint durante un entrenamiento. / ARNALDO GARCÍA

«Javi Fuego, Manu y Borja no vuelven por dinero. Vienen por sentimiento y por la ilusión que les genera el proyecto», apunta José Alberto

A. MENÉNDEZGIJÓN.

Apoyado sobre el banquillo local de El Molinón, de espaldas al verde, José Alberto se 'enfrentó' a las cuestiones de siete abonados, dispuestos en semicírculo sobre las primeras filas de la grada Oeste. El encuentro entre el preparador y los aficionados se estiró por espacio de más de media hora, a las puertas del debut en Liga adelantado de forma definitiva para el próximo domingo (18.30 horas) en Montilivi y sirvió para conocer mejor el proyecto del nuevo Sporting y el lado más personal del técnico.

Nada más empezar la entrevista, José Alberto, optimista, pero siempre con un tono prudente, dejó un aviso para navegantes para evitar caer en un exceso de euforia. «¿Cómo ves el equipo de capacitado para luchar el ascenso»?, le preguntó el abonado David González-. «Yo estoy muy contento con el equipo que tenemos. Lo que pasa es que la ilusión que todos tenemos hay que racionalizarla. La Segunda es durísima, tiene 42 semanas y un posible 'play off' y tienes que ir poco a poco. Nadie asciende en cuatro jornadas», respondió de forma tajante el técnico rojiblanco.

Apenas se superaban los tres minutos cuando Borja Fernández le cuestionó por la «asturianización» del proyecto. José Alberto, tranquilo, desgranó el modelo de actuación del club y recalcó que el diseño del equipo es un «trabajo de equipo». «Esto es una cosa que el 'presi' Javier tenía en mente desde hace tiempo», añadió. José Alberto explicó los motivos que han llevado a algunos de los fichajes a regresar a casa. «Javi Fuego, Manu García y Borja son tres jugadores que podían jugar en Primera y que han elegido venir aquí y no es por dinero, es por el sentimiento que les genera el proyecto que estamos construyendo y porque es su club. El propio Javi (Fuego) me comentó que el ha vivido muchas experiencias y que le quedaba por vivir un ascenso con el Sporting», apuntó.

Pocos segundos después al técnico se le escapó media sonrisa, pícara, cuando el abonado Jaime Llavona le preguntó por la posibilidad de realizar más incorporaciones. «¿Crees que tienes el equipo que quieres o falta algo», le planteó. «No, no. Tengo el equipo que quiero. Estoy muy contento con el equipo que hemos formado», respondió el técnico, que elogió la velocidad del club a la hora de rematar la plantilla. «Este año hemos estado rápidos», destacó, antes de remarcar que lo importante ahora es «construir un equipo». A su vez, restó valor al sin sabor de algunos resultados obtenidos durante la pretemporada. «Las sensaciones que está dejando en el día a día el equipo son buenísimas. Esperemos que al final de años nos pueda llevar a algo bonito», remarcó.

El técnico también defendió el trabajo realizado en Mareo en el momento que Lucía Balbín le planteó la posibilidad de implantar a medio plazo una filosofía similar a la de Lezama. «Eso es muy difícil», replicó el técnico, «¿pero Mareo vale la pena, no?, le replicó la seguidora. «A veces siento que la gente de aquí no valoramos en la medida justa lo que tenemos en Mareo. El 'ratio' de los jugadores que salen es brutal y además con la calidad que salen. Tenemos que sentirnos tremendamente orgullosos de lo que tenemos. Cuando salgo de Asturias, no os podéis imaginar lo que la gente valora Mareo. Desde que estoy en el primer equipo la apuesta por la cantera es clara y evidente», zanjó.

José Alberto, de nuevo, elogió el apoyo de la afición, que ha vuelto a demostrar un nivel de fidelidad incuestionable tras las cifras obtenidas en la campaña de abonados. «¿Qué espera el equipo de la afición?», preguntó Samuel González. «Ahí poco te puedo decir. Sois increíbles», respondió. «La cifras que el club iba comunicando, tras una temporada decepcionante, es para quitarse el sombrero», manifiesta.

Modelo de juego

También salió a colación el debate sobre el modelo de juego, en una de las preguntas lanzadas por el ex jugador de balonmano y abonado como el resto, David Pellitero. «¿Firmarías un mal juego y un final feliz?»,insistió Pellitero. «Podríamos estar hablando de esto y no acabaríamos nunca. ¿Qué es jugar bien», replicó sonriente, José Alberto. «El juego de la temporada no era bonito. Os puedo asegurar que a mí como entrenador no me gustaba nada, pero era práctico y se sacaban adelante los partidos», resolvió el entrenador, admitiendo por primera vez públicamente esta circunstancia.

El momento más emotivo llegó cuando a José Alberto le cuestionaron por su familia. El técnico emocionado, reveló una anécdota de su hija, de siete años. «Un día volvió del colegio y me dijo 'Papa hay que ganar'. Y yo le respondió ¿por qué hay que ganar, hija? Porque si no ganas, te van a echar, papá. Por eso tienes qye ganar », recordó el entrenador.