Sporting

Sporting | «Estoy contento por el debut pero me da rabia perderme el partido del Sporting»

Sporting | «Estoy contento por el debut pero me da rabia perderme el partido del Sporting»

El mediapunta rojiblanco debutó este jueves con la Selección Sub 21 anotando el tanto del empate

ANDRES MENÉNDEZ

Manu García era un torbellino de emociones al final del partido en Córdoba, coronado como la estrella de la sub 21 en su estreno, con gol y una brillante actuación. En ese momento tuvo un recuerdo para su Sporting, reconociendo que «da rabia» que no pueda estar mañana ante el Alcorcón porque la Segunda no se detiene. «Al final me voy de mi equipo y tenemos partido este sábado contra el Alcorcón. Estoy seguro de que los compañeros van a hacer un gran papel, pero da rabia porque quiero estar en todo. Es una pena que esto no pueda ser igual de dulce que lo sería si nuestro equipo parara». Sobre su gol explicó que «es un sueño y una pena que no haya sido con victoria, porque esto es algo que me voy a llevar para siempre».

La puesta de largo de Manu García con la Selección sub 21 fue excelente. El futbolista del Sporting tuvo una sobresaliente actuación coronada con un espléndido gol que permitió a España empatar con Alemania en un amistoso de altos vuelos disputado en El Nuevo Árcangel. No existen las jerarquías en la idiosincracia del recién llegado García, afanado en demostrar que las palabras ambición y talento pueden ir juntas de la mano.

No estará mañana en El Molinón, pero Manu se empeñó en demostrar que tiene sitio en una generación cargada de talento. Aprovechó su llamada, desgraciada para los interes rojiblancos, que empiezan a temer que no será el único teléfonazo de De la Fuente. Exhibición que sitúa Mareo en el escaparate internacional. Y que aleja al símbolo del nuevo proyecto del próximo derbi. Decidirá De la Fuente, pero el realismo invita a pensar que Manu García volverá a estar entre los citados. El peaje por disponer de un futbolista de otra categoría en una Liga que nunca se detiene en los parones internacionales. A modo de reencuentro, la convocatoría juntó a dos amigos de la infancia y cuyos caminos han estado presentes el pasado verano. Pendientes uno de otro.

No participó Dani Martín, suplente, que apunta a regresar al once para el duelo clasificatorio del martes en Montenegro. Ahí se espera que puedan volver a actúar juntos.

Goleador antes de sudar sobre el deficiente verde cordobés, Manu comenzó el partido con galones, situado como enganche bajo el respaldo de Pepelu y Beltrán y por detrás de Dani Olmo, estrella rutilante del combinado de Luis de la Fuente. Estar en el once ya suponía un premio en su primera citación. A su lado, jugadores que tiran la puerta en el fútbol patrio. Esta 'nobel' España, revolucionada tras conquistar la corona europea en Udine, fue fiel a su adn. El fútbol de toque, fiel reflejo de un equipo que quiere ganar y gustar.

Los alemanes demostraron que tenía hambre de revancha tras caer derrotados en la Eurocopa. Con una plantilla distinta, pero, igualmente, heridos en el orgullo, los alemanes trataron de cortar al rimo al equipo de De la Fuente, especialmente inspirado al inicio, a base de faltas. No tuvieron reparos en derribar en corto a Manu, cosido a base de faltas, desesperado en la 'ratonera' de El Árcangel. No tuvo en ningún momento el duelo el cariz que se presupone a un partido de preparación. No hay amistosos entre España y Alemania.

El ovetense se movió con habilidad entre líneas, revolviéndose en una baldosa, buscando el primer toque para elevar la velocidad del juego de 'La Rojita'. La primera media hora España fue vertical, desaprovechando ocasiones para finiquitar un encuentro que se complicó con el paso de los minutos. Manu dejó detalles de 'crack'. Generoso en la presión, buscó el pase al espacio para encontrar a Ferrán Torres y Pozo, los puñales por los costados.

El tanto germano enfrió al equipo de Luis de la Fuente, sin respuesta futbolística. No cambió el guión tras el descanso. Instante que aprovechó el seleccionador para mover las piezas. Retiró del campo a Dani Olmo y a Ferrán, con la mente puesta en el choque oficial del martes ante Montenegro, duelo clasificatorio para Eurocopa de la categoría. Junto a ellos, también salió del campo el futbolista asturiano, aplaudido por el público cordobés. Una señal de que puede volver a repetir titularidad dentro de cuatro días.

El partido, que fue seguido desde el palco por el presidente del Sporting, Javier Fernández, no tuvo mucha más historia. Ambos equipos pelearon por el triunfo, pero acabaron firmando el armisticio, a sabiendas de que tendrán muchas más ocasiones para ajustar cuentas. Los alemanes, contundentes y en ocasiones violentos en su desempeño defensivo terminaron con un jugador menos que vio la roja cuando el partido languidecía. Un encuentro que quedará en la memoria colectiva del sportinguismo. No en vano la perla rojiblanca demostró que tiene nivel de sobra para ser una pieza clave en el engranaje de la Sub 21.

Más Sporting