Sporting

Sporting | El sueño de Manu se hace realidad

Manu García durante un entrenamiento con el Manchester City. / TWITTER MANU GARCÍA
Manu García durante un entrenamiento con el Manchester City. / TWITTER MANU GARCÍA

El canterano, que ayer aterrizó en Asturias, vuelve al Sporting para liderar el equipo | El club cumple con su regreso uno de los grandes objetivos, junto a la incorporación de Javi Fuego, del próximo proyecto rojiblanco

ANDRÉS MENÉNDEZGIJÓN.

El retorno de Manu García (Oviedo, 1998), tal como adelantó EL COMERCIO, ha disparado la ilusión en todas las esferas del sportinguismo. El sueño del jugador, y del club, aunque ya es un hecho, se convertirá en una realidad en el momento que la entidad rojiblanca anuncie por fin de forma oficial la incorporación de Manu García, la perla de la corona de Mareo, que en verano de 2013 abandonó la Escuela de Fútbol para continuar con su crecimiento en el fútbol base del Manchester City.

El movimiento se entiende en las entrañas de Mareo como un fichaje estratégico e ilusionante. Un golpe de efecto que confirma la altura de miras del nuevo proyecto por la capacidad de convencer a un jugador con ADN rojiblanco, formado en las inferiores de Mareo y que en otras condiciones estaría fuera del 'radio' de acción rojiblanco.

Más noticias

Sin prisas para acelerar los procesos, pendientes de unos últimos flecos, en Mareo esperan poder anunciar el fichaje de Manu García, que, en principio, se resolverá de forma inmediata y que, según fuentes consultadas, supondrá un importante esfuerzo económico. Para recalar en el Sporting, el talentoso centrocampista ha renunciado a ofertas más importantes tanto en el plano económico como en el deportivo. Sin ir más lejos, el Granada trató de acometer su fichaje, pero el jugador fue claro con su 'no'. Solo quería volver a casa.

Los ejecutivos del City autorizaron al talentoso centrocampista a viajar a Asturias. Su primer triunfo, precisamente, fue no tomar un vuelo. El sábado, la expedición 'citizen', tenía previsto partir desde Manchester a China para iniciar el 'stage' de pretemporada, pero «un problema administrativo» pospuso el viaje hasta la jornada de ayer. De forma paralela a sus todavía compañeros de equipo, el sábado y la mañana del domingo, Manu García también se las pasó entre aeropuertos.

En la tarde del sábado, acompañado por su representante Amadeo Rengel, viajó desde Manchester a Barcelona. Solo unas horas más tarde emprendió un nuevo vuelo, el primero del día, a primera hora de la mañana (6.55), con destino a Asturias. Un último viaje, corto, antes de aterrizar en el Principado. Antes de tomar uno de los vuelos de su vida, Manu publicó un guiño en 'Twitter': un mensaje con un avión y dos estrellas. Un mensaje con muchos destinatario, pero, sobre todo, para su novia Carla, uno de sus principales apoyos.

Siempre con permiso del Manchester, el Sporting se sumó a los mensajes en redes sociales con una foto de la maleta de Manu García y el billete del vuelo Barcelona-Oviedo. Ya lo había hecho en la jornada del sábado publicando un reloj de la marca 'citizen' en alusión al equipo de Manchester.

En estas últimas jornadas, ha recibido un aluvión de mensajes, tanto en redes sociales como en su teléfono móvil. El domingo, desde su madrugador aterrizaje en Asturias, el futbolista se refugió junto a su familia en su residencia en Oviedo. Agotado por unas últimas horas absolutamente frenéticas, Manu decidió recargar pilas y desconectar con los suyos.

Un fichaje estratégico

Hoy está previsto que visite Mareo, aunque todavía no está confirmado que se sume al primer entrenamiento de la segunda semana de pretemporada. Regresará a Mareo, en una jornada cargada de emotividad.

Hace dos años visitó el Campus. En esta ocasión, consciente de la posibilidad de recalar en el Sporting, optó por pasar desapercibido. Nunca ha escondido su deseo: volver al Sporting. En su paso por las inferiores del club, Manu García era el principal exponente de la generación del 98, una de las más talentosas de los últimos tiempos de Mareo. Su adiós, en su momento, supuso un duro revés para el club ante el éxodo de uno de los talentos más importantes de la cantera. Con su regreso, el Sporting logra dar sentido al proyecto. Un movimiento estratégico como el de Javi Fuego.