Pablo Fernández y Ramón Riego dejan el Sporting

Ramón, de espaldas, espera a Pablo Fernández en Mareo. / A. G.
Ramón, de espaldas, espera a Pablo Fernández en Mareo. / A. G.

El club rojiblanco prescinde de ambos después de cumplir una etapa en el filial

A. MAESEGIJÓN.

Dos de los futbolistas más veteranos del filial, Pablo Fernández y Ramón Riego, (ambos capitanes) concluyeron ayer sus respectivas etapas en el Sporting, después de más de cinco años en la entidad. Ambos recibieron la confirmación de su adiós por parte del director deportivo, Miguel Torrecilla. En ambos casos, aunque era esperado, no deja de ser doloroso después de tantos años como rojiblancos.

Nacido en Candás, Pablo Fernández completó dos etapas en el Sporting. En su segunda fase con el cuadro gijonés concluyó su formación como juvenil en el División de Honor antes de dar el salto al segundo equipo, en el que militó en las últimas cinco temporadas, convirtiéndose en uno de los futbolistas más veteranos, que vivió el descenso a Tercera y la vuelta a Segunda División B de la mano de José Alberto.

El jugador llegó a ser un habitual en los entrenamientos del primer equipo, con el que pudo disputar unos minutos en Primera División. Fue hace dos campañas, cuando Rubi le ofreció la alternativa en el tramo final del choque ante el Málaga. También dispuso de minutos en Anoeta ante la Real Sociedad.

Dos apariciones con el primer equipo, al que se volvió a asomar en esta campaña. En el primer duelo del curso, en Alcorcón, Rubén Baraja lo introdujo en el campo ante la ausencia de atacantes en la plantilla. Fue la única ocasión que tuvo en Segunda División este curso, ya que tras su aparición regresó al filial, con el que disputó 32 partidos y marcó dos goles.

Por su parte, Ramón Riego también se despide del club que le vio crecer en el plano futbolístico. Con siete años como rojiblanco, el lateral estuvo cedido en el Langreo antes de sumarse al proyecto del Sporting B, del que formó parte en las últimas cuatro temporada.

Cerca de cumplir 24 años, uno de los capitanes del filial se despide del Sporting tras un curso en el que disputó 34 encuentros. Pablo Fernández y Ramón Riego se suman así a las bajas de Gorka Santamaría y Rubén Sánchez.

Manolo Sánchez Murias ya trabaja en la reconstrucción del proyecto del filial que, salvo sorpresa, dirigirá Samuel Baños desde el banquillo.