Sporting

Sporting | El 'play off' termina en alto

José Alberto dialoga con Arturo Martínez Noval en un entrenamiento reciente./ARNALDO GARCÍA
José Alberto dialoga con Arturo Martínez Noval en un entrenamiento reciente. / ARNALDO GARCÍA

Seis equipos, separados por seis puntos, con el Almería a siete, luchan por sus tres últimas plazas | «Veo todas las similitudes del mundo a la situación del Sporting con la del Valladolid del año pasado», observa Rubén de la Barrera

JAVIER BARRIOGIJÓN.

Marcando el ritmo de la escapada Osasuna, que acaricia la Primera tras su victoria en el Martínez Valero, pero sin confiarse (seis puntos le separan del tercero), los tres primeros clasificados enfocan las siete últimas jornadas peleados entre sí, aislados por una distancia de seis puntos. El ritmo de puntuación del cuarto para abajo ya no resulta tan fluido como el que se registra en la cúpula. Ha comprimido el asunto, sin alcanzar una cota histórica, pero otorgando posibilidades para todos. Hay hasta seis equipos discutiendo en seis puntos. Desde el Cádiz, hasta el Oviedo. A siete aguanta el Almería, dispuesto a dar guerra hasta el final, cerrando las puertas a más aspirantes. Un cubo de Rubik difícil de cuadrar.

En lo que atañe al Sporting, la situación sugiere que el equipo de José Alberto solo estaría en disposición dar caza a los cuatro equipos que le anteceden en la clasificación: Cádiz, Mallorca, Málaga y Deportivo. El Granada ya estaría fuera de concurso. Y los profesionales aventuran una guerra sin cuartel, a la que se presenta renovado el Sporting. «Tiene serias opciones de poder meterse en la zona de 'play off'. Su temporada ha sido algo irregular, pero ahora se está tirando muchos partidos consiguiendo puntos, en el mejor momento. Quizá esas tres primeras plazas estén más complicadas, pero tiene opciones de meterse. Hay mucho equipo irregular en este momento, como el Málaga o el Deportivo, y también está ahí al Oviedo», contextualiza Curro Torres, que dirigió al Córdoba entre noviembre y febrero.

La empresa del Sporting, que necesita ganar al Elche el domingo para situarse a dos o tres puntos del 'play off' (dependerá del resultado que se dé en el Málaga-Mallorca), encuentra su inspiración más directa y cercana en el Valladolid del pasado año. Salió a jugar en la jornada 36 al Tartiere, después de haber perdido contra el Sporting en el estreno de Sergio González, a cinco puntos del 'play off'. Ahí arrancó la moto y arrasó en un final de curso regular excelso: cinco victorias, un empate y una sola derrota, muy discutida, eso sí, en La Romareda. El mejor equipo, en el mejor momento. En la liguilla de ascenso liquidó, sin encontrar mucha resistencia, al Sporting y al Numancia.

«Veo todas las similitudes del mundo a la situación del Sporting con la de aquel Valladolid. Tiene cuatro partidos en El Molinón, además de los tres puntos del Reus. Viene de sumar mucho y por calendario, condición y distribución de rivales depende de sí mismo, aunque no lo parezca por la distancia», observa Rubén de la Barrera desde Catar, entrenador de la Cultural la pasada temporada en Segunda y ahora liderando al Al Ahli de Doha. Desde la distancia sigue enchufado al fútbol español, sin perder de vista la Segunda. «Incluiría también en el grupo por esas tres plazas al Almería», apunta, para volver sobre sus pasos: «A día de hoy veo perfectamente viable que el Sporting pueda luchar por una de esas plazas. El Molinón le va a dar muchos puntos y tiene que encontrar ese equilibrio en las visitas a Mallorca y Zaragoza».

Más Sporting

Final de infarto

A diferencia de otros años, el calendario final acentúa los recelos. En Mareo no se verbaliza, pero muchos tiene bien rumiado el panorama. El del Cádiz anuncia dificultades hasta el final, en El Molinón, porque está obligado a medirse a cinco equipos de la parte alta, cuatro de ellos rivales directísimos. El Mallorca le va a juego, con Málaga, Sporting, Deportivo y Granada, sin obviar también el trago del Almería, que quiere llegar. El Málaga engancha ahora al Mallorca, Cádiz y Oviedo, para tener luego un final más liviano sobre el papel. El Dépor, mientras, se juega el pescuezo en un desenlace al límite. Sin tanto rival directo, pero durísimo. Para abrir boca, dos desplazamientos: Soria y Zaragoza. Y la vuelta a Riazor, frente al Cádiz. Luego, al Anxo Carro, con el Lugo en descenso, y a recibir al Mallorca antes de las dos jornadas finales. Un verdadero cubo de Rubik.