Sporting

«El Sporting lo tiene todo para llegar»

«El Sporting lo tiene todo para llegar»

Cinco entrenadores de Segunda analizan para EL COMERCIO el momento del equipo gijonés

JAVIER BARRIOGIJÓN.

«No sé qué ha podido pasar ahí desde aquel partido, pero el Sporting ha pegado un cambio tremendo después de que ganásemos en El Molinón. El final es impredecible, porque los comportamientos de los equipos son cambiantes, pero ha encontrado el camino». Desde Madrid, con un sonido metálico por la distancia y las particularidades de la conexión telefónica, el veterano Antonio Iriondo casi se frota los ojos al ver la resurrección de un equipo que desguazó contra pronóstico en su propio estadio, ante su público, hace un mes y medio. Desde entonces, viéndose al borde del abismo y renovado por una puesta en escena diferente, el Sporting de José Alberto empezó a ganar. Y a crecer.

Seis partidos después, coronados por cinco victorias y un empate, superando dos salidas consecutivas con nota, el proyecto rojiblanco se ha plantado a las puertas del 'play off'. Ya sopla en la nuca al Cádiz, séptimo a cuatro puntos, y al Mallorca, sexto a cinco, el objetivo de la persecución. Con los dos cruzará los guantes dentro de un final de taquicardia. Pero antes, el Granada, al que enfilará como el mejor equipo de Segunda en este último paquete de seis partidos. «Matemáticamente, mientras esté en números, por supuesto que tiene opciones. Es uno de los equipos más en forma en este momento, con una racha tremenda. Tiene margen, capacidad, futbolistas y un estilo muy definido», enumera José Luis Oltra, técnico del Tenerife, uno de los entrenadores de la categoría consultados por EL COMERCIO para valorar el momento del Sporting.

El valenciano, además, tiene bien fresco el retrato de los rojiblancos. «La fortuna que no tuvo ante el Málaga en La Rosaleda a lo mejor sí que la tuvo contra nosotros el pasado fin de semana. Pero es un equipo definido, que sabe muy bien lo que hace, defensivamente sólido, que juega más directo, con un sistema muy trabajado por su entrenador y que tiene dos puntas muy, muy difíciles de contrarrestar», recita como virtudes Oltra, condensando todo su análisis anterior en que «tiene futbolistas de calidad, una plantilla amplia y es un candidato claro para competir por estar en la parte de arriba. Pero si me dice que después del partido contra el Rayo Majadahonda iba a reaccionar así... De momento es el caso del Valladolid el año pasado. A ver cómo acaba».

Pasado mañana volverá a testarse con un examen de altura. El desenlace de la temporada, en ese sentido, anuncia cruces directos que hacen indescifrable el campeonato. Los diez primeros clasificados se torpedearán, unos contra otros, en veintiún partidos de los noventa (sin contar los del Reus) que restan para el final. Las espadas están en alto. «No descarto a nadie», avisa Enrique Martín Monreal, técnico del Nástic, anfitrión del Sporting en la próxima jornada, quien apunta a una de las claves del estirón: «Tiene una buena plantilla, pero ha incorporado también jugadores muy interesantes en el mercado invernal y que le han dado un empujón grande. Ya los habría querido yo».

Más Sporting

Un fútbol espartano

Al exrojiblanco Rafa Navarro, que descuelga el teléfono desde Córdoba, donde pelea por sacar a su equipo del pozo y, de forma involuntaria, también será juez del litigio en la parte alta, le metió el dedo en el ojo este Sporting hace unas semanas. «Lo tiene todo para llegar arriba y los números le están dando la razón al entrenador, que está haciendo un trabajo magnífico. Ha cogido una línea ascendente en el momento más importante de la temporada, cuando los puntos que se van ya no vuelven. Si mantiene ese ritmo, el curso que viene va a estar en Primera y me alegraré mucho por lo que me toca como sportinguista», opina, mientras recuerda su breve pasado como futbolista en Mareo.

En el vestuario mantienen un perfil bajo. Un discurso espartano y austero, como su fútbol, que no brilla al ojo, pero que tiene mucho curro detrás y ha calado en el sportinguista. Tiene gancho, solidaridad coral, un buen dispositivo defensivo y sale en estampida al contragolpe. Aunque caigan sus registros de posesión (33% en Tenerife), el Sporting ha dado con la fórmula para administrarse con eficacia. «¿Su estilo? Esto es como lo de las películas de cine. A unos les parecerá una cosa y a otros, otra, pero al final hay que ganar, ganar y volver a ganar. Y lo demás, un cuento chino. Que si la salida de balón, la posesión... Nada. Lo que cuenta es el resultado», considera Enrique Martín.

Interviene Xavi Bartolo, entrenador del sancionado Reus, que sigue con curiosidad la evolución del Sporting. «Ha cambiado mucho la forma de jugar. Quizá el juego no sea el más brillante, pero aquí se premia la efectividad», recalca el técnico catalán, que tiene bien catalogadas las nuevas fortalezas de los rojiblancos: «Destacan mucho por su solidez. Repliegan más y mejor, y José Alberto ha conseguido algo tan difícil como que los diez jugadores se impliquen en tareas defensivas. Si se ponen por delante, ojo, porque es muy difícil voltear el resultado. Y arriba tienen dos jugadores que son un poco la clave, junto a esa solidez». El Granada volverá a ponerlos a prueba este viernes.