Sporting

El Sporting regresa a la casilla de salida

José Alberto conversa con el 'coach' Arturo Martínez durante el entrenamiento de ayer. / GABRIEL GIMÉNEZ
José Alberto conversa con el 'coach' Arturo Martínez durante el entrenamiento de ayer. / GABRIEL GIMÉNEZ

Los rojiblancos no terminan de encontrar una versión fiable pese a las distintas pruebas | En el club existe preocupación por la imagen ofrecida en los últimos partidos y se espera una reacción mañana ante el Racing

VÍCTOR M. ROBLEDOGIJÓN.

Hace poco más de un año, el 9 de septiembre de 2018, el Sporting recibió un aviso en La Coruña. El equipo entrenado entonces por Rubén Baraja cayó en el último minuto del partido ante el 'Dépor' en Riazor tras una actuación muy gris, sin un solo tiro a puerta. Los rojiblanos empezaban a mostrar enormes dudas en aquel tramo inicial, con cambios en el dibujo táctico ensayado durante toda la pretemporada, planteamientos que apenas se traducían en llegadas al área rival y baile posicional de jugadores. El golpe, que parecía esporádico, acabó convirtiéndose en una dinámica.

El partido del pasado jueves en el Estadio de Gran Canaria tuvo un punto de 'déjà vu' respecto a entonces. Transcurridas seis semanas desde el inicio liguero, el Sporting continúa sin encontrar su propia identidad de juego. La jornada de ayer, con entrenamiento matutino en Barranco Seco y largo viaje posterior hasta Asturias vía Madrid -la expedición, de la que formó parte el presidente Javier Fernández, aterrizó en torno a la medianoche-, se vivió desde dentro del club como una jornada de reflexión. La derrota ante Las Palmas ha hecho daño por las formas y por algunas decisiones de José Alberto que vienen sucediéndose en los últimos partidos.

Uno de los nombres sobre la mesa es el de Manu García. En Mareo sorprende la insistencia de José Alberto en situar al talentoso centrocampista lejos del área rival. Manu comenzó la temporada formando en el doble pivote junto a Javi Fuego, y se ha visto desplazado en los últimos partidos a la banda izquierda, lejos de la zona de influencia pese a contar con libertad de movimientos. «Es más un organizador o creador que finalizador», justificó el técnico rojiblanco hace dos semanas. El punto de vista de José Alberto no coincide con el de otros técnicos de Mareo, que consideran que Manu García ofrecería un mejor rendimiento jugando cerca del área rival o como enganche.

También causa sorpresa la ausencia de extremos específicos en las últimas alineaciones del Sporting. José Alberto López manifestó durante toda la pretemporada su deseo de incorporar un jugador para la banda izquierda. Transcurridas las primeras seis jornadas, el único extremo puro de la plantilla, Aitor García, está viendo minimizada su participación mientras jugadores de un perfil más interior, como Manu García o Pablo Pérez, se adueñan de los costados. Isma Cerro y Álvaro Traver, dos futbolistas de banda, ni siquiera están entrando en las convocatorias.

Más Sporting

Problemas en ataque

En la derecha, José Alberto mantiene su apuesta por Carlos Carmona ante los problemas para sumar goles desde la segunda línea. El balear, en cualquier caso, parece lejos de su mejor versión en este inicio de temporada, con una baja influencia en el juego del equipo. Tampoco terminan de arrancar los dos delanteros, Djurdjevic y Álvaro Vázquez, que suman un solo gol a estas alturas del campeonato. El serbio parece ofrecer una mejor versión jugando con un apoyo en ataque, pero el catalán apenas intervino en el juego el pasado jueves ante Las Palmas. En todo momento dio la sensación de que los dos puntas rojiblancos se encontraban muy solos, alejados de la zona de creación y fabricándose ellos mismos las jugadas.

José Alberto explicó en varias ocasiones que la pasada temporada apostó por un fútbol directo ante la ausencia de jugadores asociativos en la plantilla, así como para aprovechar los registros de Álex Alegría. La práctica difiere de la teoría en el curso actual, con un Sporting que vuelve a recurrir al juego en largo. Ante Las Palmas tuvo mayor posesión que su rival por primera vez en el campeonato.

Hace dos años, a estas alturas del curso, el Sporting de Paco Herrera era líder con once puntos. La pasada campaña, con Rubén Baraja, los rojiblancos tenían ocho puntos. Ahora, el Sporting suma seis puntos, con una victoria, tres empates y dos derrotas. El partido de mañana ante el Racing en El Molinón adquiere una importancia vital para José Alberto, que se juega parte de su crédito en una cita en la que el equipo necesita dejar atrás la mala imagen de sus últimos compromisos.