El Sporting rentabiliza su estilo

José Alberto López, durante la sesión de ayer. / ARNALDO GARCÍA
José Alberto López, durante la sesión de ayer. / ARNALDO GARCÍA

Los de José Alberto solo han necesitado nueve goles en siete partidos para sumar 19 puntos | El equipo rojiblanco ha crecido desde la defensa, con Diego Mariño, Peybernes y Babin en su mejor momento de la campaña

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Cambian los protagonistas y los escenarios, pero el guión se viene repitiendo desde hace ya siete semanas en los partidos del Sporting. El equipo de José Alberto se repliega con orden, se entretiene con el balón lo justo, juega en largo en busca de sus dos delanteros y aprovecha alguna de las primeras ocasiones que se le presenta para ponerse por delante en el marcador. Después, con oficio y sacrificio, defiende su botín como un barco de piratas. Nadie en la categoría rentabiliza sus goles y su fútbol como los rojiblancos.

La fórmula del actual Sporting ya es conocida en El Molinón. «Yo recuerdo dos ascensos y han sido haciendo esto: trabajando once, catorce o toda la plantilla, a muerte con una idea, con transiciones rápidas y al contraataque. El que me conoce sabe que me gusta un equipo como el que tenemos ahora», aseguró José Alberto tras el partido del viernes ante el Granada con un guiño al Sporting de Preciado o el de Abelardo.

Los números refrendan la radiografía del equipo realizada por el técnico ovetense. Durante los siete partidos que dura ya la racha, los de José Alberto solamente han necesitado anotar más de un gol en dos ocasiones para sumar los tres puntos: ante el Numancia y el Córdoba. El resto, al margen del empate a un gol en La Rosaleda, han sido victorias por 1-0 o 0-1 -frente al Almería, el Oviedo, el Tenerife y el Granada-. Nueve goles han significado 19 de 21 puntos. Esa eficacia, unida a una notable mejoría del rendimiento defensivo, explica el buen momento del Sporting.

Más Sporting

El viernes, tras el partido ante el Granada, José Alberto destacó precisamente la buena respuesta de la zaga, aunque quiso hacer extensible la felicitación a todo el equipo, empezando por los dos delanteros. «Desde ahí debía crecer el equipo y ha crecido», apuntó el técnico. Una de las claves que explica el buen momento del Sporting se encuentra en la portería. Diego Mariño atraviesa un excelente momento de forma y está siendo decisivo en el actual tramo de la temporada, con el equipo cada vez más cerca de los puestos de 'play off'.

En el encuentro ante el Granada, el meta gallego frenó cada acometida del cuadro andaluz, con una parada a disparo de Puertas que resultó tan espectacular como decisiva. Mariño ha recibido solamente tres goles en los siete partidos más recientes. Diego Martínez, técnico del Granada, también destacó su buen momento.

La pareja de centrales, con el incombustible Cofie como apoyo, está rindiendo a un nivel excelente. Tras varias pruebas durante toda la temporada, Peybernes y Babin han acabado afianzándose en la zaga. El equipo respira en el juego área con los dos franceses y ha mejorado su rendimiento en las jugadas a balón parado tanto en defensa como en ataque.

En el plano ofensivo, además de la complicidad entre Djurdjevic y Alegría, destaca el buen momento anotador del Sporting tras un inicio de temporada de escasa eficacia. Los rojiblancos han marcado al menos un gol en sus ocho partidos más recientes, con Djurdjevic enrachado en los tres últimos. El Sporting no se queda sin marcar desde el partido ante Las Palmas, el pasado 24 de febrero.

En el debe del equipo, según reconoce José Alberto, está controlar más el juego en partidos como el del viernes. También evitar caer en la precipitación en los metros finales para cerrar los partidos. En cualquier caos, el Sporting ha encontrado un camino siguiendo sus viejas huellas. El objetivo es que llegue al mismo destino que en 2008 y 2015.