El último emblema vuelve a casa

El último emblema vuelve a casa
Sergio Álvarez, el día en que se incorporó al Eibar. / DIARIO VASCO

El Sporting se medirá al Eibar de Sergio Álvarez en la eliminatoria de Copa del Rey

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Si Mendilibar lo considera oportuno, Sergio Álvarez volverá a pisar el césped de El Molinón mucho antes de lo que él mismo esperaba. Lo mismo que el gijonés Cote y el exsportinguista Calavera. El sorteo de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, celebrado ayer en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, cruzó los caminos del Sporting y del Eibar en una eliminatoria que se disputará a doble partido. El de ida, en El Molinón, ya tiene incluso horario: los de Baraja recibirán al conjunto vasco el jueves 1 de noviembre, a las 12 horas, en la festividad de Todos los Santos. Un horario distinto en un partido que, sin duda, será especial para Sergio.

El posible regreso a Gijón del avilesino es el principal aliciente del enfrentamiento entre el Sporting y el Eibar. Será la cuarta ocasión en que ambos equipos se vean las caras en Copa del Rey. El balance histórico favorece al conjunto eibarrés, que superó las eliminatorias en las temporadas 2003-2004 y 2016-2017. Los rojiblancos, por su parte, lograron el pase en la tercera eliminatoria de la campaña 1994-1995, en la que alcanzaron las semifinales.

Por las condiciones del sorteo, el Sporting solo podía enfrentarse a un equipo de Primera División. La opción de que le tocara alguno de los participantes en competiciones europeas era muy remota. Los cuatro equipos de Champions y dos de los tres de Liga Europa estaban emparejados de antemano con los seis clubes de Segunda B y Tercera que se mantenían en competición. El sobrante de la Liga Europa, que fue el Villarreal, se incorporó al bombo con las bolas restantes una vez realizada la primera parte del sorteo y formó parte de los emparejamientos de equipos de Primera con los de Segunda.

El Eibar se encuentra situado en la zona media de la clasificación, tras un inicio de Liga algo irregular. Sergio Álvarez, por el momento, ha participado en cinco de sus ocho partidos, aunque solo completó los noventa minutos en dos ocasiones.

Desde Jerez de la Frontera, donde el Sporting se encuentra concentrado, Rubén Baraja calificó al Eibar como «un gran rival, un muy buen equipo, ya consolidado en Primera en los últimos años». «Esperamos competir bien y hacer una eliminatoria digna. Va a ser un rival durísimo», añadió.

«La Copa para nosotros es un aliciente más, una competición muy bonita y vamos a tratar de competirla», apuntó el técnico, que dejó entrever que continuará contando con los jugadores menos habituales de cara al torneo».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos