El Sporting sigue cojo de la izquierda

El Sporting sigue cojo de la izquierda
Torrecilla, junto a Jony, durante la rueda de prensa de su regreso como cedido hace un año. / ARNALDO GARCÍA

Torrecilla valoró la posibilidad de Pablo Hervías, aunque el riojano está próximo a regresar al Valladolid

JAVIER BARRIOGIJÓN.

Dos años y medio después, con varias ventanas para los fichajes intermedias y la breve ilusión de disfrutarle en esos seis últimos meses de cesión, el Sporting sigue buscando un sustituto a Jony en un proceso que se extiende hasta este mercado. Un extremo rápido, atrevido en el uno contra uno y, a ser posible, zurdo, algo que escasea en el fútbol profesional, donde los futbolistas como el cangués son auténticas rarezas. Burgui, Santos (inicialmente llegó para arrancar desde la banda izquierda), Lod o Álvaro Jiménez (derecho, pero utilizado al inicio a pierna cambiada), además del lesionado Isma Cerro y otros futbolistas reciclados para la causa por exigencias del guión, han pasado por ahí. También Isma López, Rubén García o Traver.

Miguel Torrecilla, director deportivo rojiblanco, heredó ese páramo en el extremo zurdo, al que, salvo por la obtención de la cesión del propio Jony en el último curso, todavía no ha encontrado respuesta en la temporada y media que lleva en Gijón. Estas últimas semanas, de hecho, ha valorado distintas opciones, enfriada la posibilidad de contratar a un delantero, pero sin descartarla si surge algún escenario inesperado en el final del mercado. Uno de los nombres que tenía en su agenda el salmantino era el de Pablo Hervías, propiedad del Eibar, quien, finalmente, parece encaminarse al Valladolid, que la temporada pasada ya disfrutó de su cesión, pero que antes debe deshacerse de Ivi López.

Más Sporting

En todo caso, el técnico mantiene abiertos otros frentes, con algunas gestiones efectuadas en el mercado internacional, al que ha recurrido con mucha frecuencia Torrecilla. El director deportivo tiene en su agenda algún extremo extranjero, al que ya intentó llegar el pasado verano, pero sin que pudiera culminar. El argentino Nahuel Leiva, que no está participando demasiado en el Olympiacos griego, sigue en el radar del técnico. Otro escaparate que se está sondeando, como sucede con Hervías, es el de los futbolistas que no han tenido muchos minutos en Primera en este tramo de la temporada.

En la propia Segunda División, la crítica situación del Reus ha provocado que varios clubes de la categoría valoren algunos futbolistas de su plantilla que buscan, a la desesperada, una solución, mientras sigue el proceso kafkiano de venta del Reus. Uno de los jugadores que ha examinado el Sporting es Alfred Planas, un joven extremo diestro de 22 años que puede actuar en las dos bandas. En cualquier caso, el seguimiento no ha cristalizado en una negociación, según fuentes consultadas.

Alguna salida

En cualquier caso, el mensaje que ha lanzado el club es que para propiciar la llegada de un futbolista, salvo contadas excepciones, tendría que salir en estos últimos días alguno de la actual plantilla. No parece sencillo, toda vez que con José Alberto muchos se han vuelto a enganchar, como sucede con Hernán Santana. Dos casos más claros serían los de Javi Noblejas y Juan Rodríguez, quienes, sin la Copa, tendrán muy pocas posibilidades de participar en la Liga. Tampoco se puede descartar que algún otro componente de la plantilla, incluso de los fichajes del verano, pueda plantearse este escenario, disconforme con el rol que pueda tener en el proyecto. Dependiendo de quién saliera, por otra parte, podría alterarse el orden de prioridades en esta fase final del mercado, que ahora parece más orientado a un futbolista de banda izquierda.

Con todo, la marcha de alguno de ellos no sería una condición 'sine qua non' para acometer una incorporación. Si esta no se produce, eso sí, las opciones del mercado se reducirían y el fichaje tendría que encajar en un margen económico más estrecho, lo que se presenta más complejo. Hay un pequeño remanente, pero la premisa en el club es la de no hacer un fichaje de relleno y, si se encuentra alguien que armonice en esa serie de condicionantes, sí uno que pueda ofrecer un rendimiento inmediato para competir por entrar en el once.

La vacante dejada por Jony, por otra parte, pudo cubrirse con el cangués si se lograba el ascenso en el pasado curso. Ya había un acuerdo verbal con él, pero el mazazo del 'play off' dejó al Sporting sin ninguna opción de recuperar al veloz extremo, que, aunque ahora está lesionado, ha brillado con el Alavés en la primera parte de la temporada. El club vitoriano, de hecho, se encuentra negociando con el Málaga su fichaje en propiedad.

Síguenos en: