Sporting

Sporting | Torrecilla refuerza a José Alberto

José Alberto se estrecha la mano con Miguel Torrecilla en su presentación con el primer equipo./A. GARCÍA
José Alberto se estrecha la mano con Miguel Torrecilla en su presentación con el primer equipo. / A. GARCÍA

El director deportivo confirma al técnico que liderará el nuevo proyecto del Sporting | El salmantino transmite el mismo mensaje a la plantilla y el entrenador comienza a pensar en la próxima temporada

JAVIER BARRIOGIJÓN.

Aunque el club ya lo había deslizado de forma extraoficial, Miguel Torrecilla comunicó en los últimos días de forma personal a José Alberto que liderará el nuevo proyecto del Sporting. Según pudo saber EL COMERCIO, el mensaje del director deportivo salmantino habría sido también extensivo a la plantilla, manteniendo otro contacto con el vestuario, confirmando a los jugadores que el entrenador ovetense seguirá al frente del banquillo rojiblanco para la próxima temporada en Segunda División.

La espiral en la que se había metido el Sporting en los últimos partidos, especialmente desde que se dejara sus opciones en Mallorca, primero, y ante el Lugo, después, había enrarecido el ambiente, poniendo en discusión la figura del técnico de La Fresneda. El director deportivo quiso enviarle en primera persona un mensaje de respaldo, asegurándole que tiene su confianza para la próxima temporada. No fue el único. Miembros del consejo, entre ellos el presidente Javier Fernández, también tuvieron un encuentro con José Alberto para trasladarle el mismo mensaje de unión y confianza.

El contrato que tiene firmado el entrenador rojiblanco, con una segunda temporada y una tercera acordada en caso de ascenso a Primera, ya anticipaba una apuesta a largo plazo. Aunque el club, a través de sus principales portavoces, trató de reafirmar ese vínculo y tranquilizar a José Alberto, al que aún le quedan dos partidos por delante para finalizar la temporada en El Molinón, con un ambiente complicado después de que el equipo se quedase sin objetivos. Existía la percepción en el exterior de que estos dos encuentros, de no ofrecer una buena imagen el equipo, tenían capacidad para reducir el crédito interno del técnico, pero el mensaje que se le ha mandado a José Alberto es de confianza en este último tramo de la competición.

A partir de ahí, tanto el director deportivo, como el entrenador, ya tienen la cabeza puesta en la nueva temporada. En las próximas semanas se avanzará en el esbozo de las necesidades que tiene el equipo, con la búsqueda de una plantilla más competitiva y una serie de refuerzos para unas posiciones concretas. Durante ese trayecto, el club pretende dar con la fórmula para retener a los futbolistas sobre los que no tiene el control y que han ofrecido un buen rendimiento esta temporada para los técnicos. En esta tesitura se encuentran André Geraldes y Peybernes, a los que Torrecilla busca el modo de conservar en el nuevo equipo. La continuidad de Álex Alegría, por contra, se da prácticamente por imposible.

Más Sporting

Más personalidad

En la búsqueda de esa nueva base, el club ha declarado como un elemento clave en la planificación a Uros Djurdjevic, quien tiene una cláusula de diez millones de euros en Segunda que se incrementarían a veinte en Primera División. A Robin Lod y Cofie, mientras, se les buscará una salida para relajar la masa salarial y dar cabida a las nuevas incorporaciones. Hernán Santana, que encara sus dos últimos años de contrato, también podría ser otro de los jugadores con contrato con los que se estudie un cambio de aires.

El club maneja un primer boceto de cómo tiene que ser el nuevo Sporting, con unas señas de identidad muy marcadas sobre el papel. Los técnicos pretender formar un bloque con más personalidad y carácter en competición, con un mayor conocimiento de la Segunda y que tenga un periodo de engrase más corto. En todo caso, los perfiles y los nombres de estos jugadores están condicionados por la capacidad que tenga el Sporting de reordenar su margen salarial y hacer hueco a las fichas.