El Sporting vuelve a pisar El Molinón dos meses después

Torrecilla, ayer, antes del inicio del entrenamiento. / ARNALDO GARCÍA
Torrecilla, ayer, antes del inicio del entrenamiento. / ARNALDO GARCÍA

Miguel Torrecilla siguió el entrenamiento a puerta cerrada del equipo desde uno de los banquillos del estadio

J. B.GIJÓN.

Los futbolistas del Sporting pisaron ayer El Molinón por primera vez tras el final de la temporada. Dos meses y medio habían pasado desde aquel encuentro contra el Cádiz, con victoria rojiblanca para cerrar un desenlace con pocos alicientes (1-0). La sesión vespertina discurrió a puerta cerrada, con José Alberto trabajando la estrategia y los aspectos tácticos más relevantes de cara al partido del domingo frente al Rayo, ante el que parece tener bien definido el once. Unai García y Babin tomaron parte en el entrenamiento, con lo que José Alberto cuenta con todos sus jugadores, con la salvedad del sancionado Damián Pérez. Las sesiones de hoy y mañana también serán a puerta cerrada, pero en Mareo.

En principio, el técnico repetirá once titular, con el reajuste en el lateral derecho, empujando a Molinero al izquierdo, con Unai García al otro costado tras la sanción de Damián Pérez, que regresará para la próxima jornada. Además del aliciente de enganchar los tres primeros puntos del campeonato, confirmando un buen arranque, José Alberto tendrá que lidiar con la historia. Las estadísticas generales dan ventaja al Sporting en El Molinón ante el Rayo, pero Paco Jémez, como entrenador, no ha perdido todavía con el conjunto rojiblanco, con dos empates y una victoria en sus tres únicos cruces con los gijoneses.

Más Sporting

Final del mercado

En el entrenamiento de ayer estuvo presente Miguel Torrecilla, director deportivo del conjunto rojiblanco, quien siguió en directo las evoluciones del equipo gijonés, en conexión directa con José Alberto. El técnico salmantino, que ha logrado cerrar la casi totalidad del proyecto en pretemporada, busca ahora un extremo para redondear la plantilla en estos últimos once días de mercado. En ese sentido, la próxima semana podría ser clave, aunque no se descarta que el club espere hasta el mercado invernal.