El día de los sportinguistas

Aficionados rojiblancos posan junto a representantes del equipo rojiblanco en el pabellón central del recinto Luis Adaro. / FOTOS DE ARNALDO GARCÍA
Aficionados rojiblancos posan junto a representantes del equipo rojiblanco en el pabellón central del recinto Luis Adaro. / FOTOS DE ARNALDO GARCÍA

Más de medio millar de aficionados asistieron al acto organizado por Unipes | «Todo en la vida tiene un principio y un final. Nunca pensé que llegaríamos hasta donde hemos llegado», se despidió Víctor Sánchez

ANDRÉS MENÉNDEZ GIJÓN.

El pabellón central del recinto ferial Luis Adaro se vistió ayer de rojiblanco para celebrar por todo lo alto el Día de las Peñas, organizado por Unipes. Fue una jornada especialmente emotiva por el adiós de Víctor Sánchez, que pone fin a un mandato de cuatro años de trabajo como presidente, en el que ha consolidado la asociación y logrado un notable crecimiento de la misma. En esta edición, Unipes condecoró con el premio 'Tradición Sportinguista' a Juan Carlos Ablanedo y también reconoció el trabajo que desarrolla La Asociación Anselmo López con la entrega del galardón 'Mañana saldrá el sol'.

El Día de las Peñas echó a andar a las once de la mañana y se prolongó hasta primera hora de la tarde, cerca del inicio del partido. A lo largo de la jornada se contabilizaron más de medio millar de seguidores que disfrutaron al margen de los sin sabores deportivos. Borja Blanco, el popular 'speaker' de El Molinón, fue el encargado de desprecintar el acto con el recuerdo a todos los sportinguistas fallecidos en el último año. De fondo, la Banda de Gaitas Villa de Jovellanos daba una mayor deferencia al encuentro. El acto contó con la presencia de representantes de los principales partidos políticos. Ramón Tuero (PSOE), Jesús Martínez Salvador (FORO), López-Asenjo (PP) y Aurelio Martín (IU).

Destacó la amplía presencia de integrantes del equipo rojiblanco, a pesar de la proximidad con el encuentro que horas después tendría lugar en El Molinón. Christian Joel, Aitor García, Robin Lod, el juvenil José Gragera y Diego Mariño, el primero en llegar y de los últimos en abandonar el acto. El gallego recibió el incondicional apoyo de los presentes con cánticos de «Mariño, quédate». El portero dio voz al vestuario. Demostró de nuevo su compromiso con el proyecto. «Este año no os hemos podido dar una alegría. El próximo curso lo volveremos a intentar», dijo el gallego.

Tras las palabras del capitán, se inició el acto institucional. Primero tuvo lugar la entrega de trofeos interpeñas y después los reconocimientos a Juan Carlos Ablanedo, muy emocionado durante el acto, y a la Asociación Anselmo López, responsable de numerosas iniciativas encaminadas a mantener viva la memoria del club. 'El Gatu' recibió la primera edición del premio 'Tradición Sportinguista' y se mostró «agradecido» a la afición. «Tuve la fortuna de estar acompañado de grandes personas. Solo seguí el camino que me habían marcado. Si tuviera que dar un premio, os lo daría a vosotros», señaló.

La Asociación Anselmo López, responsable de numerosas iniciativas encaminadas a mantener viva la memoria del club, recibió el galardón 'Mañana saldrá el sol'. «Gracias por pensar en nosotros. No hacemos este trabajo para recibir reconocimientos, sino para difundir la historia del club», comentó 'Pope', uno de los miembros de la directiva.

En representación del consejo del Sporting, estuvo presente Fernando Losada. El portavoz aprovechó su aparición para hacer autocrítica: «No hemos cumplido los objetivos ni las expectativas creadas. Hemos cometido más errores que aciertos. Todos hemos cometido errores, consejo, dirección deportiva, jugadores y entrenadores», explicó. El momento más emotivo llegó con la despedida de Víctor Sánchez. «Todo tiene un principio y un final. Nunca pensé que llegaríamos hasta dónde llegamos», concluyó.