El técnico da un respiro a la plantilla hasta el martes

Los técnicos confían en recuperar a Aitor García, duda para el estreno en Montilivi por un esguince en el tobillo izquierdo

J. B.GIJÓN.

La calma antes de la tempestad. La pretemporada del Sporting bajó ayer la persiana con el amistoso disputado en el Suárez Puerta frente al Alavés. Con el estreno liguero frente al Girona a la vuelta de la esquina, los técnicos darán un respiro de dos días a sus futbolistas para que lleguen con las piernas frescas al encuentro del domingo en Montilivi (18.30 horas).

En ese sentido, la plantilla disfrutará hoy y mañana de jornada de descanso, regresando a los entrenamientos el martes por la tarde, a partir de las 18 horas. Comenzará entonces la cuenta atrás para el estreno liguero, con José Alberto estudiando los últimos ajustes en el once. La posibilidad de que Borja López se aúpe a la titularidad está en el aire, así como el estudio del acompañante de Javi Fuego y Manu García o las bandas.

Al dilema de la cal se sumó ayer Aitor García -el que parece tener el sitio garantizado- tras recibir un golpe en el tramo final del amistoso. El onubense sufre un esguince en el tobillo izquierdo, aunque los técnicos confían en recuperarle con el descanso de estas jornadas para llegar a tiempo. En el parte médico también fue incluido el canterano Alberto Espeso. En su caso, por una contusión en su tobillo derecho.

Cariño de Guidetti

Por otra parte, John Guidetti, delantero del Alavés, tuvo ayer palabras de cariño para el Sporting. «Tengo un buen recuerdo del Sporting de cuando estaba en el Celta. Es un gran club, con un estadio buenísimo y tiene un buen equipo», apuntó el internacional sueco. «Hoy -por ayer- no era fácil jugar, pero es un buen equipo y que trabaja bien», repitió.