«Castro y Quini ya están en casa»

Toda la familia Castro con Mariví Monteserín. / FOTOS: P. BREGÓN
Toda la familia Castro con Mariví Monteserín. / FOTOS: P. BREGÓN

La Toba toma el nombre de los Hermanos Castro en un emotivo acto en el que los familiares agradecieron todo el cariño recibido

S. MENOR AVILÉS.

Tras el acto institucional del Ayuntamiento, autoridades y aficionados se desplazaron hasta las instalaciones de La Toba, en el barrio de Llaranes, que desde ayer tomaron el nombre, de forma oficial, de Complejo Deportivo Hermanos Castro. El campo número 1 se llamará Enrique Castro 'Quini', y el 2, Jesús Castro.

Con Mariví Monteserín como maestra de ceremonias, una bandera de Avilés cubría una placa, que fue retirada por la viuda de Jesús Castro, Blanca Cobián, y el hermano menor de Castro y Quini, Falo. Situada en la pared, junto a la puerta que separa los vestuarios del campo número 2, brilló con luz propia un relieve en el que se aprecia a los dos hermanos dándose un abrazo en su época de futbolistas. La obra fue realizada por el artista avilesino Favila.

La alcaldesa, criada, como los protagonistas, en el barrio de Llaranes, glosó la figura de Quini y Castro, que «además de grandes futbolistas, siempre mostraron unos valores humanos impresionantes». La idea, añadió la alcaldesa, «era ponerle el nombre de Castro al campo y contar con Quini en el acto homenaje, pero desgraciadamente, de un día para otro, nos encontramos con la noticia de su fallecimiento y, aunque hemos tardado un poco, al final hemos podido englobar este acto con el II Encuentro de Peñas Sportinguistas, en lo que ha sido una jornada muy importante en la ciudad».

Monteserín recordó que la iniciativa surgió a propuesta de la peña sportinguista avilesina El Portón y que, con la placa y el cambio de nombre de La Toba, «se cierra el círculo, vuelven a donde empezaron a dar toques al balón, y todos los niños y niñas que se entrenen y jueguen cada semana aquí sabrán quiénes fueron Quini y Castro, que serán recordados para siempre». El momento más emotivo lo protagonizó Joanna de Castro, hija mayor de Jesús. Sin poder contener las lágrimas, agradeció «una vez más todas las muestras de apoyo y de cariño que seguimos recibiendo tras el fallecimiento de mi padre y mi tío». Agradeció también «todos los homenajes, pero lo cierto es que lo más importante es que un trocito de ellos esté en vuestros corazones. Eso es lo más grande». Para acabar, recitó la frase del día, ante la emoción general: «Ya están en casa».

Tras el descubrimiento de la placa, el Encuentro de Peñas Sportinguistas se cerró con una ofrenda en las tumbas de los hermanos Castro, en el Cementerio de La Carriona, un partido de fútbol femenino entre el Femiastur y el Sporting en el Suárez Puerta, concierto de Chus Pedro en la pista de La Exposición y verbena con la orquesta Cuarta Calle. Sin duda, un día para el recuerdo en el seno de los sportinguistas, una familia que espera disfrutar del ascenso esta temporada tras la decepción sufrida en el 'play off'.

 

Fotos

Vídeos