Sporting

Sporting | «Nos toca entonar el 'mea culpa'»

Fernando Losada muestra la distinción de El Molinón de Plata, flanqueado por Jorge Guerrero y Jano Murias, de la Federación de Peñas Sportinguistas. / ARNALDO GARCÍA
Fernando Losada muestra la distinción de El Molinón de Plata, flanqueado por Jorge Guerrero y Jano Murias, de la Federación de Peñas Sportinguistas. / ARNALDO GARCÍA

Losada asume el fracaso del Sporting y afirma que no valen las excusas: «La meta es el ascenso» | Más de dos mil seguidores rojiblancos participaron en la III Concentración de peñas, que tuvo Mieres como escenario

ANDRÉS MAESEMIERES.

Un sector importante de la afición del Sporting tiñó ayer Mieres de rojiblanco en la III Concentración de Peñas Sportinguistas. En una jornada marcada por el sol y las altas temperaturas, la villa de la cuenca minera recibió desde las diez de la mañana a los cerca de dos mil aficionados que se sumaron a la fiesta organizada por la Federación de Peñas Sportinguistas y la Peña Mieres del Camino. Un festejo con sabor agridulce -a pesar de la fabada y el arroz con leche que degustaron los asistentes- por la decepcionante temporada deportiva del primer equipo, que no cumplió el objetivo.

«Nos toca entonar el 'mea culpa'», aseguró Fernando Losada. Fue el representante de la entidad que compartió mesa y mantel con los cerca de 750 comensales que presenciaron como el consejero recogió, en nombre de Diego Mariño, el trofeo Molinón de Plata. Unas horas antes y junto a Javier Martínez, el consejero acudió al ayuntamiento para entregar al alcalde de Mieres, Aníbal Vázquez, y al presidente de la Peña Mieres del Camino, Alberto de la Fuente, una camiseta del Sporting conmemorativa.

Vicente Díaz, Pipo Prendes y Cholo Juvacho amenizaron la mañana en el Parque Jovellanos antes de que los asistentes se desplazaran al Recinto Ferial de Mieres donde tuvo lugar la comida. El gran ausente del día fue Diego Mariño, el meta se encuentra fuera de Gijón de vacaciones y recibirá el Molinón de Plata en cuanto sea posible.

«Nos toca resetear», apuntó Fernando Losada, que calificó de «decepcionante» la temporada completada por el primer equipo. «Hay que reconocer que no cumplimos las expectativas ni los objetivos que planteamos a los aficionados», añadió. Sin llegar a pedir disculpas, el consejo asume parte de la culpa en un curso «para olvidar».

Más Real Sporting

Fernando Losada aseguró que «cuando en un equipo y en un club se comete algún error, fallamos todos. Empezando por el consejo de administración, que es el máximo responsable porque toma las decisiones, pasando por la dirección deportiva y también los jugadores, que no estuvieron a la altura».

Ahora en el club trabajan para crear un nuevo bloque. «Resetear el equipo es obligatorio», indicó Losada, que sin llegar a dar detalles de los pasos a seguir en los próximos meses destacó que «lo que pretendemos es que cada vez haya menos fichajes». Un hecho que no impedirá que «busquemos gente de fuera para completar lo que ya tenemos en casa». Todo ello para volver a luchar por un ascenso «obligatorio y sin excusas». Uno de los primeros refuerzos en llegar apunta a Javi Fuego. Un hombre que conoce bien Mareo y el Sporting. «Sería un fichaje de lujo. Estamos en una posición de poder alcanzar un acuerdo, pero hay que esperar», explicó.

La jornada continuó por la tarde con un partido entre el Sporting Femenino y el Olímpico de León. Un duelo que se disputó en el Estadio Hermanos Antuña. En el descanso del mismo, se destapó una placa en recuerdo a Tati Valdés, con presencia de su familia, un hombre que vistió las camisetas tanto del Sporting como del Caudal de Mieres.