Torrecilla condiciona nuevos fichajes a la salida de los descartes

Miguel Torrecilla. /  A. G.
Miguel Torrecilla. / A. G.

El club mantiene contactos para desencallar la marcha de Hernán Santana y acometer así nuevas opciones en el mercado

A. MENÉNDEZGIJÓN.

Con más de tres semanas de mercado por delante, el Sporting tiene la plantilla definida y perfilada. Aprovechando la coyuntura de la presentación de Borja López, el séptimo refuerzo del proyecto, Miguel Torrecilla no cerró la puerta a nuevas altas, aunque supeditó las mismas a la 'operación salida'. «Estamos trabajando en alguna salida y de eso dependerá que haya alguna llegada más», precisó el director deportivo. La principal prioridad es reforzar el extremo con un futbolista de un perfil distinto a lo que dispone la plantilla, aunque la opción está pendiente de nuevas bajas y del mercado, todavía con tiempo por delante.

Tras agilizar las salidas más comprometidas de la plantilla, el Sporting sigue manteniendo contactos para resolver la situación de Hernán Santana, que tiene dos años más de contrato con el Sporting y no cuenta con la confianza de José Alberto. El canario no ha participado en la pretemporada. El club pretende desencallar la salida del mediocentro, que ha contado con propuestas a lo largo del mercado, pero con un difícil encaje económico respecto a los emolumentos que recibe en el Sporting. Ambas partes trabajan en poder resolver la situación de forma beneficiosa.

De forma paralela, en Mareo se trabaja en la planificación de la portería. Tal y como avanzó EL COMERCIO, el club tiene muy encaminada la ampliación y mejora de contrato de Diego Mariño, que continuará en el Sporting hasta junio de 2023. La negociación solo está pendiente de flecos respecto a la cifra de la cláusula de rescisión. Con la plantilla definida, y la prioridad en los últimos movimientos de la 'operación salida', el club tiene tiempo por delante para continuar valorando la posibilidad de acudir al mercado por un segundo portero, todavía está en fase de estudio.