El Comercio

Telegram ofrece 300.000 dólares a quien logre 'hackearles'

Telegram ofrece 300.000 dólares a quien logre 'hackearles'
  • Los dueños rusos de esta aplicación gratuita han retado a los usuarios a 'crackear' una conversación entre dos personas ficticias. Si alguien lo consigue, deberá enviar un correo a una dirección que encontrará en dicha charla. Si nadie logra superar su seguridad, revelarán la solución el 4 de febrero de 2015

Telegran experimentó un auténtico 'boom' hace unos meses cuando se hizo una aplicación conocida. Sin embargo, la mayoría de usuarios de smartphones voliveron a usar WhatsApp y casi cayeron en el olvido. Pero acaban de lanzar una estrategia con la que, al menos, lograran hacer sonar su marca a nivel mundial.

Así, la aplicación de mensajería instantánea para móviles presentó un concurso que premia con 300.000 dólares a quien logre vulnerar su sistema de seguridad encriptado. La iniciativa, denominada 'Cryptocontest', busca desafiar a cualquier persona a que ingrese a los servidores del servicio e intente extraer datos sensibles (como correo electrónico y contraseña) de una conversación privada entre dos usuarios ficticios.

«En este concurso usted debe asumir el papel de una entidad maliciosa», explica el comunicado oficial de la compañía fundada por los hermanos Durov el año pasado. La comunicación virtual a 'crackear', utiliza el sistema chats secretos, una característica de Telegram que consiste en un tipo de protocolo de encriptación seguro.

Quien consiga vulnerar el sistema, deberá enviar el mensaje encriptado completo a la dirección de correo obtenida, con los registros de sesión y una explicación detallada del ataque informático, para obtener su premio. En caso de haber un ganador, Telegram lo anunciará en el momento que ocurra o revelará la solución el 4 de febrero de 2015.

Se trata del segundo concurso de este tipo que lanza la compañía rusa ya que, con el mismo objetivo, a principios del año ofreció una recompensa en bitcoins por un valor equivalente a 200.000 dólares, aunque finalmente no hubo ganador.

Los concursos que premian los hallazgos de vulnerabilidades en sistemas informáticos son habituales en las grandes empresas de tecnología como Google y Microsoft.