Con balas en la recámara

Visitantes de la IFA comprueban algunas de las novedades tecnológicas./
Visitantes de la IFA comprueban algunas de las novedades tecnológicas.

La Feria de Berlín desvela el primer móvil con pantalla 4K, así como un reloj circular de Samsung

MICHAEL MCLOUGHLINMadrid

En el gremio de la tecnología a veces cuesta discernir el blanco del fuego cruzado. Que si Apple contra Samsung, Motorola defiende su dominio de la gama media o los fabricantes chinos poniendo en jaque al resto del universo Android. Sea como sea, la IFA que se celebra en Berlín estos días ha dejado claro que a la industria le siguen quedando balas en la recámara.

La de la capital alemana es una feria que resulta una ecléctica conjugación de todos los aspectos de la electrónica de consumo. Se puede ver desde la televisión más fina del mundo, obra de LG con tan solo 4,8 milímetros de grosor, hasta, cómo no, los últimos móviles y relojes inteligentes, pasando por lavadoras que permiten meter la ropa olvidada durante la colada.

Este cónclave, el más importante a escala mundial junto al Mobile World Congress de Barcelona y el CES de Las Vegas, sirve a los fabricantes para ponerse a punto de cara la campaña de Navidad. Todo bajo la sombra de Apple, que suele 'contraprogramar' estos saraos con su propio evento, que este año celebrará el próximo miércoles y donde se verá el nuevo iPhone.

Hasta tal punto condiciona el calendario la firma de Tim Cook que Samsung decidió adelantar la presentación de sus nuevos teléfonos a mediados de agosto para no quedar silenciado por los fuegos de artificio de la manzana. Sin embargo, otros como Sony decidieron no modificar su hoja de ruta y presentar en la feria teutona sus novedades.

Lo cierto es que los nipones han querido mandar un mensaje claro: siguen en la lucha de los 'smartphones'. Y lo han hecho con tres versiones de su nuevo buque insignia: el Xperia Z5, el Z5 Compact y el Z5 Premium. Un trío de dispositivos con los que aspira a recuperar terreno en lo más alto del mercado gracias a su autonomía y su cámara, que contará con el autoenfoque más rápido del mercado con 0,03. El último de ellos, el Z5 Premium, será el primer móvil del mercado en incoporar una pantalla 4K, el estándar que cuadriplica las bondades del Full HD. El debate está servido, ya que muchos se preguntan si realmente es útil su incorporación en apenas 5,5 pulgadas y la batería que consumirá.

Los japoneses no fueron los únicos en mover pieza. Así, Huawei presentó su Mate S, un terminal de 5,5 pulgadas en el que los marcos de la parte frontal son casi inexistentes. Sin embargo, no es la cámara o el procesador lo que más ha llamado la atención. Este móvil incorpora Force Touch, una tecnología que dota a la pantalla de una sensibilidad extrema, hasta el punto de poder ser utilizada como una balanza improvisada para pesar naranjas o pequeñas piezas de comida.

Acer presentó Primo Jade, el que será el primer móvil en utilizar Windows 10 y que se convertirá en un ordenador solo con añadirle una pantalla, un teclado y un ratón. Siswoo, otra compañía de origen chino, ha lanzado un terminal que, como hicieron los rusos de Yota, incorpora dos pantallas, una de ellas de tinta electrónica. 

Nuevos relojes

Aunque Samsung no tenía nuevos teléfonos que mostrar, sí que ha presumido de su nuevo reloj, el Gear S2, con el que quiere pararle los pies a Apple. Mientras los de Cupertino están tratando de adaptarse a este negocio con su Apple Watch, los surcoreanos cuentan ya con varios de estos aparatos en su haber.

Ahora apuestan por un modelo circular con pantalla táctil de 1,2 pulgadas que cuenta con una corona giratoria que permite controlar, por ejemplo, la selección de aplicaciones. Funciona con Tizen, una plataforma propia de la compañía. Sin embargo, será compatible con todos los teléfonos Android, lo que puede suponer un golpe en la línea de flotación de Wear, la solución de Google para los dispositivos vestibles. El Gear S2 contará con varios modelos y estará disponible en dos versiones: una con Wifi y otra con SIM virtual que, por el momento, no llegará a Europa.

Motorola, ahora en manos de Lenovo, mostró su segunda generación de relojes. El Moto 360 ahora llegará en dos tamaños diferentes y su batería ha crecido hasta los 400 mAh, lo que le permitirá estar dos días sin conectarse al teléfono. También tendrá una versión destinado al usuario deportista, con otro diseño y GPS para poder salir a correr sin el móvil.

Runstastic, la compañía recientemente adquirida por Adidas, ha creado por su parte Runtastic Moments, un reloj tradicional con alma de pulsera fitness. Funciona con una pila tradicional que hay que cambiar cada seis meses y permite cuantificar calorías, distancia o los pasos dados. Pero Mazo Hirai, CEO de Sony, se reservaba una sorpresa.

En su muñeca lució un prototipo de Sony Wena, un reloj en el que lo inteligente es la correa, ya que permite pagar y mide nuestra actividad diaria. Se trata de un proyecto nacido de una plataforma de crowfunding que la compañía ha puesto en marcha para sacar adelante las ideas de sus empleados.