Elizabeth Linder: «Los políticos no pueden utilizar las redes sociales como una rueda de prensa»

Elizabeth Linder, especialista en asuntos políticos de Facebook./
Elizabeth Linder, especialista en asuntos políticos de Facebook.

La especialista en Política y Gobierno de Facebook asegura que «deben centrarse en los usuarios que participan en el debate»

MICHAEL MCLOUGHLINMadrid

Elizabeth Linder contesta de manera tranquila y pausada, alejada del frenetismo innato de las dos patas que vertebral su día a día laboral: internet y la vida política. Especialista en Política y Gobierno en Facebook, trabaja estudiando y asesorando en el uso de la plataforma que hacen partidos políticos, líderes civiles y diplomáticos de más de 45 países de Europa, Oriente Medio y Asia. Sus siete años en la compañía -más tiempo que el 99% de la plantilla-, le han servido para conocer los entresijos de la que dice ser una «potente herramienta» para ganar nuevos votantes. «Un asesor de Obama dijo que las personas no confiaban en los políticos sino en sus amigos. Y eso es una gran verdad».

Cada vez que me conecto a Facebook, mi muro está lleno de publicaciones políticas.

-Es un fenómeno global. En nuestras estadísticas vemos cómo la gente debate más de política. En 2013, los temas relacionados con las elecciones ocuparon el segundo lugar a nivel mundial. En la mayoría de países donde se han celebrado comicios, este asunto se convierte en lo más tratado en nuestra red social.

¿Funciona entonces la política mejor en las redes sociales que en la vida real?

-Una de las razones por las que creo que Facebook se está volviendo cada vez más atractivo es que ofrece medios para que la gente tenga más acceso a los candidatos. Eso les hace sentir que participan en el debate y en la vida política. Tenemos muchísimas herramientas que pueden ser utilizadas por los partidos políticos. Por ejemplo, una de ellas es el Q&A, que sirve para plantear preguntas a sus seguidores y conocer su opinión. El problema es que los políticos no conocen estas herramientas.

¿Cuál es el mayor error que comete un candidato en internet?

-Es muy importante que los políticos sepan que las redes sociales no son como una rueda de prensa. La relación en estos espacios se asemejaría más a una cena con amigos, donde las personas expresan su opinión de una manera más humana y personal. Hemos dejado atrás una época en la que los políticos publicaban en Facebook lo mismo que decían en un comunicado. Ahora buscan mostrarse de manera más natural, más genuina y auténtica.

Sin embargo, en las páginas de Facebook también pueden participar simpatizantes de otros partidos y trolls.

-Facebook es un espejo del mundo real. Cuando tenemos situaciones adversas, lo mejor es pensar que haríamos en nuestro día a día. Si caminamos por la calle y alguien te dice algo provocativo, no siempre respondes y sigues caminando. Lo más importante para un político en estos casos es centrarse en los usuarios que aportan preguntas o criticas constructivas, que participan en el debate. En otros casos, lo mejor es ignorarlo.

Hace una días publicaron que Rajoy, el PP, Pablo Iglesias y Podemos eran los más mencionados, ¿eso es sinónimo de mayor apoyo?

-Hemos detectado ya más de 39 millones de interacciones relacionadas con las elecciones en España y 3,5 millones de personas hablando sobre el tema. Lo que ahora vemos es el volumen de menciones pero no podemos saber el sentimiento de las mismas. En el Reino Unido, se detectó un gran número de conversaciones sobre el UKIP para mostrar su desacuerdo.

¿Una campaña en internet puede dar la vuelta a los sondeos?

-Un estudio reciente del Centro Pew demostró que si un usuario participa activamente en Facebook tiene hasta un 57% más posibilidades de convencer a alguien sobre su voto y tiene 2,5 veces más de opciones de acudir a un mitin. Facebook es una parte más de la campaña. Hemos visto cómo se ha utilizado para llegar a mucha más gente de la que cabría en un mitin. Sin embargo, el objetivo de un partido no debe ser relacionarse únicamente sino pedir que sus seguidores compartan por qué votan por ellos. Así llegarán a nuevos votantes, indecisos.

Y los móviles, ¿qué papel juegan en todo esto?

-Los smartphones tienen una gran capacidad de influir en la vida política. Hemos detectado que 18 millones de personas en España se conectan a Facebook a través de la aplicación, lo que supone el 85% de los usuarios activos en el país. Y lo hacen, de media, 14 veces al día. Es una manera efectiva de llegar a ellos.

El primer gran uso de las redes sociales en política se dio en 2008 con Obama. ¿Hubiese sido posible esa campaña en Europa?

-Las campañas en Europa y América son diferentes. En EE UU es muy importante recibir donaciones y el uso de las redes sociales en la campaña de Obama fueron claves para ello. En Europa su uso hubiese sido completamente diferente. Sin embargo, a día de hoy pueden ser claves aquí.