https://static.elcomercio.es/www/menu/img/tecnologia-desktop.jpg

BreadBot, un robot capaz de hacer más de 200 panes al día

BreadBot, un robot capaz de hacer más de 200 panes al día
Reuters

Mediante múltiples sensores, la maquinaria se permite funcionar sin la necesidad de ser controlada por personas

ISAAC ASENJOMadrid

La tecnología nos ha demostrado que aquello que parecía ciencia ficción en la década de los ochenta, se ha quedado sólo en ciencia. Poco rastro de la ficción. Los escritos sobre los robots futuros de Isaac Asimov tenían un papel fundamental y actualmente se vislumbran esas predicciones del famoso escritor y profesor de bioquímica ruso.

Los robots han dejado de ser parte del imaginario colectivo para pasar a ser parte de nuestra industria, hasta el punto de convertirse en un elemento esencial de su transformación. Ya sienten el tacto como las personas, han llegado a las escuelas infantiles y se han apoderado de los fogones de las cocinas más modernas. Expertos en robótica coinciden en asegurar que las máquinas no son el enemigo aunque en muchos sectores puede que no opinen lo mismo. Por ejemplo, ¿alguna vez los robots reemplazarán a los panaderos?. En el CES de Las Vegas -la feria de tecnología más importante del mundo- se acaba de presentar BreadBot, un robot capaz de hacer más de doscientos panes al día, incluyendo la popular baguette francesa. El aparato mezcla, amasa, prueba, hornea y vende pan como una máquina expendedora. Busca automatizar un proceso de una forma extremadamente sencilla: en tan solo 90 minutos, usuarios podrán disfrutar de pan recién horneado.

Mediante múltiples sensores, la maquinaria se permite funcionar sin la necesidad de ser controlada por personas.

Los ingredientes necesarios para hornear una hogaza son mezclados con agua y, gracias a un sistema de medición ultrasónico, el sistema determina la cantidad adecuada de agua, harina y levadura para que la mezcladora amase dicha mezcla. Una vez que la mezcla haya sido amasada lo suficiente, esta cae en una banda transportadora, la cual detecta, gracias a un láser especial, la presencia de la masa, midiendo la cantidad de tiempo que le tomaría comprimirse: una vez que pase el tiempo necesario, la masa es colocada en una bandeja para hornear, la cual es insertada en el horno configurado a la temperatura y humedad correctos. Cuando el pan sale del horno, otro láser determina la altura y el color del pan, esto para determinar ajustes necesarios a la receta de acuerdo a condiciones del ambiente o de los ingredientes: finalmente, un brazo coloca el pan en una máquina expendedora

Parece que de momento que el panadero de los barrios no debería preocuparse porque el BreadBot está dirigido a grandes superficies, interesados en ofrecer pan fresco hecho en el lugar y ahorrarse los costes de entrega, según ha dicho Randall Wilkinson, jefe del fabricante Wilkinson Baking Company.

«Los consumidores quieren el pan más fresco posible, pero cuando van al supermercado, no saben cuándo se ha cocinado», dice Wilkinson, quien asegura que su máquina ofrece pan más fresco que el de la mayoría de los supermercados en Estados Unidos.

La compañía afirma que está en conversaciones con grandes cadenas de supermercado y también espera entregar robots al ejército de Estados Unidos para cocinar panes en los portaaviones. Por ahora, el BreadBot sabe cómo fabricar barras de pan estándar, pero Randall Wilkinson asegura que se puede adaptar para fabricar otros tipos de pan, como la famosa baguette francesa.

Temas

Robots
 

Fotos

Vídeos