Investigadores granadinos trabajan en un escáner inteligente para detectar delitos

Es un proyecto europeo que rastrea webs para evitar delitos./
Es un proyecto europeo que rastrea webs para evitar delitos.

El dispositivo permite rastrear páginas webs y correos electrónicos en busca de indicios de crimen organizado

J. A. G.madrid

La Universidad de Granada (UGR) junto con varias universidades y estamentos policiales europeos, ha puesto en marcha un escáner inteligente capaz de rastrear internet y correos electrónicos para perseguir presuntos delitos de crimen organizado.

Este sistema informático está formado por distintos componentes que permiten monitorizar páginas web y así generar de forma automática una serie de alertas cuando se produzcan amenazas serias de delitos.

El objetivo es "la creación de herramientas que permitan anticipar y combatir de forma más efectiva la implantación y la expansión de los grupos organizados de delincuencia en delitos como el tráfico de personas, el tráfico de drogas, la generación y distribución de pornografía infantil o la ciberdelincuencia", señala María José Martín Bautista, investigadora de la Universidad de Granada.

El proyecto ePOOLICE está auspiciado por la Unión Europea y se puso en marcha en enero de 2013. Ha sido desarrollado por un consorcio de empresas, fuerzas de seguridad y analistas de inteligencia, como la Oficina Europea de Policía (Europol), la Guardia Civil, West Yorkshire Police (Reino Unido), Bavarian Police (Alemania) y el Instituto Interregional de las Naciones Unidas para Investigaciones sobre la Delincuencia y la Justicia (UNICRI), así como universidades.

Tecnología y seguridad

Cada vez más, la tecnología se va integrando en los sistemas de vigilancia urbanos. La ciberseguridad y el Big Data han hecho, por ejemplo, que Eindhoveen sea una de las primeras ciudades europeas en implantar un dispositivo, que predice los patrones de comportamiento de sus ciudadanos y adelantarse así a los posibles delitos que se cometan en la ciudad.

En España, 2016 será el año de la llegada de este tipo de sistemas. Pred-Crime, que así se llama, se implantará en Rivas Vaciamadrid y Castellón de la Plana, para ayudar a la Policía Local a calcular posibles quebrantamientos de la Ley.

Se trata de un modelo de inteligencia basada en una base de datos que analiza miles de variables desde el clima hasta aspectos socioeconómicos para evitar delitos.