La junta de personal del San Agustín denuncia los recortes en la plantilla

Los sindicatos alertan sobre la limitación en los contratos al personal eventual y el recorte de derechos a los trabajadores estables

FERNANDO DEL BUSTOAVILÉS.
Los miembros de la junta de personal, ayer en el Hospital San Agustín. ::
                             RAFA GONZÁLEZ/
Los miembros de la junta de personal, ayer en el Hospital San Agustín. :: RAFA GONZÁLEZ

La junta de personal del Hospital San Agustín denunció ayer la disminución en la contratación de personal que se traduce, según aseguran los sindicatos, en una reducción de los derechos de la plantilla, que no puede disponer de los días de libre disposición pactados con el Principado de Asturias.

De igual manera, las centrales alertan sobre las dificultades para disfrutar de los descansos compensatorios por formación y una reducción en la contratación de personal eventual. Enfermería, auxiliares y técnicos son los colectivos más perjudicados.

En una inhabitual rueda de prensa conjunta, todos los sindicatos con representación expresaron el malestar existente ante las dificultades de los trabajadores para disfrutar de los seis días de libre disposición que tienen reconocidos al año, una situación que, según denuncian, se centra en el personal de Enfermería. Así, afirman que la «dirección de Enfermería deniega cualquier día de libre disposición que coincide con una noche de trabajo si no va acompañado por la tarde anterior», afirmó Trinidad Caminero. En su argumentación, la dirección apela a criterios de «calidad asistencial» y la propia organización de los servicios.

Sin embargo, la Junta de Personal cuestionó ayer esos argumentos, acusando a la dirección de «pisotear los derechos de los trabajadores» y de «dudar de la capacidad de la bolsa de empleo, donde todo el personal inscrito lleva años trabajando en Avilés y conoce perfectamente el Hospital San Agustín». Los sindicatos aseveran que la dirección también apela al desconocimiento del nuevo sistema informático Selene por parte del personal eventual, algo de lo que discrepan abiertamente. «¿Qué sucede cuando llaman a eventuales porque existe un incremento de la presión asistencial y hay que preparar una planta o la unidad de hospitalización? ¿En ese momento sí conocen el Selene y no para trabajar de noche?», se preguntó ayer David Menéndez.

No son los únicos problemas que ayer denunciaron. También aludieron a las dificultades de algunos colectivos para recuperar el tiempo formación dedicadas al Selene o el Triage en Urgencias, donde, indican, la dirección sólo autoriza las horas dedicadas de forma suelta, sin poder sumarlas para disfrutar de un día de descanso.

A ello se unen las reticencias para cubrir las bajas del personal, «incluso las de larga duración» o como se rechazan las peticiones del personal no sanitario de compensación económica por los excesos de jornada. «Sólo conceden días de descanso y en función de las necesidades del servicio», afirmaron.

Para los sindicatos, detrás de todo esto se encuentran las dificultades económicas del Principado de Asturias. «Para ellos es fundamental controlar el gasto y lo hacen de esta manera. Aunque luego no tienen problemas en pagar peonadas para reducir las listas de espera», afirmó Carmen Conde.

A pesar de ser un problema común a toda la sanidad pública asturiana, la Junta de Personal asegura que estas medidas sólo se están aplicando en Avilés. Los sindicatos advierten que estas medidas también afectan «a la calidad asistencial» y advirtieron sobre su cansancio, «ya estamos hartos de que se reían de nosotros», declaró Caminero.

De forma unánime, también expresaron su malestar por «la ausencia de información sobre la situación del hospital. Cuando los pedimos nos remiten a la intranet, pero nunca aparecen», dijo Caminero.