«Colaboraré al máximo con la plantilla»

Todavía no ha llegado al hospital de Arriondas pero la plantilla del equipamiento médico ya le reclama. Los trabajadores han puesto en él todas las esperanzas para dar un giro de 180 grados al clima laboral que en los últimos meses no era nada cómodo. «Siempre que hay una situación de crisis interna los cambios son bienvenidos. Lo estamos esperando desde hace mucho tiempo», sostiene Dolores Colunga, presidenta del comité de empresa.

Íñigo de Diego Marín, director de Gestión y Servicios Sanitarios del hospital San Agustín de Avilés desde 2004, llega a la Gerencia del Grande Covián «con ganas de tirar hacia delante con la gente que está allí». Al gijonés de 36 años le avala una amplia experiencia en gestión sanitaria por lo que, confiesa la portavoz de los trabajadores, «confiamos en que pueda reconducir la situación del hospital después de año y medio trabajando sin objetivos». Íñigo de Diego, por su parte, ya anuncia que «siempre ha trabajado en colaboración con los profesionales de cada sitio» y también esta vez «contaremos con la parte social para sacar adelante este nuevo proyecto. Colaboraré al máximo con los trabajadores», garantizó. Insistió también en que la incorporación del Sespa en el Patronato del hospital hace que «este centro sea uno más de la red pública y como tal vamos a trabajar».

El nuevo fichaje también ha sido muy bien recibido desde la Mancomunidad del Oriente de Asturias. Su presidente, Alejandro Reimóndez, considera que el cambio en la Dirección del hospital era el último paso para la normalización del hospital y confía en que el nuevo gerente pueda recuperar el diálogo con los trabajadores, algo que no llegó a conseguir su predecesora, Dolores Menéndez Prieto, «al llegar en un momento de conflicto que no le permitió tampoco desarrollar los proyectos que tenía pensados con total tranquilidad».

Fotos

Vídeos