A rueda del veterano

Chechu Rubiera, el decano del pelotón asturiano, y el debutante Higinio Fernández inician la temporada en Murcia

JOSÉ LUIS CALLEJAGIJÓN.
Experiencia y veteranía. Chechu Rubiera, a la izquierda, con Higinio Fernández, en Las Mestas ::
                             P. UCHA/
Experiencia y veteranía. Chechu Rubiera, a la izquierda, con Higinio Fernández, en Las Mestas :: P. UCHA

Experiencia y juventud. El más veterano de los once profesionales asturianos del pelotón y el debutante. Uno, 37 años. El otro, 21. Chechu Rubiera, que superará en 2010 el récord de temporadas en el pelotón intencional que hasta ahora mantenía Vicente López Carril con 15, e Higinio Fernández mantienen varios puntos en común.

Los dos comenzaron su carrera entre los mejores con 22 años, aunque el valdesano lo hará con unos meses menos. Ambos disputaron el Tour del Porvenir antes de dar el salto a profesionales después de conseguir unos excelentes resultados en su último ejercicio en el campo aficionado. Y tanto el corredor de Radio Shack y como el de Caja Rural se pondrán en marcha este miércoles en la Vuelta a Murcia.

EL COMERCIO reunió a los dos ciclistas en Las Mestas, un lugar que les evoca muchos recuerdos ya que sobre ella disputaron numerosas pruebas cuando comenzaban a dar sus primeras pedaladas en las categorías inferiores. Chechu recomienda «tener paciencia en tu primer año. Es cuando uno empieza a aprender lo que pasa en el pelotón», a lo que el valdesano contesta que «ya me gustaría estar tanto tiempo como tú de profesional y tener tu palmarés».

El gijonés reconoce en que «en mi debut en Artiach me costaba llegar al final de las etapas porque además eran unos años en los que se iba a gran velocidad en carrera y ni siquiera veía alzar los brazos del que esprintaba adelante». En este sentido, el ciclista de Canero resopla y asegura que «me queda mucho para llegar a ver a los primeros, pero me preparo y mentalizo para ello».

El gijonés halaga al benjamín de los asturianos al afirmar que «tiene buenas condiciones, lo que demostró con varias victorias el año pasado en las pruebas más importantes de aficionados, además de que luego participó en el Tour del Porvenir y en el Mundial junior, lo que indica que tiene un buen nivel».

A Higinio, que lleva su afición por la bicicleta en la sangre ya que su padre corrió en el desaparecido Clas aficionado, se enganchó a este sacrificado deporte también «por corredores como Samu o Chechu, que son un ejemplo como ciclistas y como personas», a lo que añade que «todos los jóvenes tenemos un buen referente en ellos y con el resto de asturianos, que por cierto somos tantos o más que los vascos, que fueron siempre los más numerosos».

Pese a que les separan poco más de tres lustros, Rubiera e Higinio iniciarán en sólo tres días la temporada en Murcia con mucha ilusión. Y no es para menos porque Chechu tiene la mente puesta en la Vuelta a España, de la que podrá despedirse en la etapa que sale de su Gijón natal y concluye en la cima que lleva su nombre: «Será emocionante decir adiós en casa, me motiva mucho, por lo que espero rodarme bien para estar en óptimas condiciones en el mes de septiembre».

Por su parte, el prometedor ciclista de Valdés es consciente de que en unos días estará por primera vez con algunos de los mejores ciclistas del mundo y confiesa que «todavía no me lo creo, pero ya está ahí. Tener al lado a un campeón como Armstrong o Menchov es lo máximo para mí».

Higinio forma parte de la selección española sub 23, con la que disputará este año la Copa de Naciones, tras haber acudido en 2009 a algunas de las citas más importantes a nivel internacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos