Mónica González gana el primer Premio de Investigación

Su trabajo revisa el papel femenino en la sociedad asturiana de la época prerromana

JOSÉ L. GONZÁLEZAVILÉS.

Los textos romanos de la época decían que el pueblo astur era de carácter matrialcal, que eran las mujeres quienes lo gobernaban. Pero revisando esos mismos textos y apoyándose en la arqueología y la epigrafía, Mónica González Santana ha llegado a la conclusión de que se trata de conclusiones «inciertas».

Tras seis meses de trabajo, sus estudios han cristalizado en la obra 'Las Mujeres del Noroeste Hispano en los textos grecolatinos. El mito de la bárbara y las revisiones desde la arqueología y la epigrafía', un texto que ha conseguido llevarse la primera edición del Premio de Investigación de Historia de las Mujeres que convoca la concejalía de la Mujer del Ayuntamiento de Avilés y que está dotado con 3.000 euros. «Este trabajo surgió como la tesina de mi licenciatura. Como no tenía medios suficientes para publicarlo, decidí presentarlo a este premio», señaló la galardonada.

Ahora ya se encuentra trabajando en la ampliación de este estudio que se transformará en su tesis doctoral. En ella, Mónica González Santana tratará de profundizar en las primeras conclusiones que ha alcanzado y que muestran los textos clásicos como una suerte de propaganda que servía para alentar al pueblo romano a mantener su lucha contra astures y cántabros. «Para un romano, que una mujer dirigiera un pueblo, era lo más bárbaro que se podía imaginar», señala.

Entre los hechos encontrados que avalan su tesis de que la astur no era una sociedad matriarcal destaca que los niños no recibían la nomenclatura de sus madres. «En las epigrafías se señalaba que las familias descendían de la madres, es decir, que se señalaba a los hijos como 'hijo de' y se ponía el nombre de la madre. Y eso no es cierto. Sólo en dos o tres casos se nombra así», señaló.

Ahora, su trabajo de ampliación de la tesina está más centrado en el estudio de las fuentes arqueológicas que permitan profundizar en el papel que jugaban las mujeres en la sociedad astur. «Hasta ahora, se han centrado mucho en señalar el número de piezas que han ido apareciendo. Pero yo me centro más en el estudio de los espacios y de lo que ha aparecido en cada uno de ellos», explicó Mónica González Santana.

Esto le permitirá estudiar, por ejemplo, la evolución de la cocina en la sociedad astur y también el papel que jugaron las mujeres en la misma. Una evolución creciente, que fue mejorando la técnica culinaria a medida que pasaba el tiempo.

Además, Mónica González Santana participa en un grupo de la Facultad de Historia de Oviedo, entidad en la que se ha licenciado, denominado Deméter. «Se trata de una iniciativa con la que intentamos estudiar la historia de las mujeres desde una perspectiva de género y en el que tratamos también de tocar todos los palos. Así, hay gente de historia Moderna, Contemporánea o Antigua», concluyó Mónica González Santana.

Fotos

Vídeos