La Junta aprueba la integración del hospital de Arriondas en el Sespa

PP e IU refrendan la ley para el centro con los votos en contra del partido socialista

MIGUEL ROJOOVIEDO.

No es el final de la guerra, pero sí una de esas batallas que hacen variar el rumbo del conflicto. Tras una intensa y prolongada tramitación, la Junta General del Principado de Asturias aprobaba ayer con 23 votos a favor, de los grupos de IU-BA-Verdes y PP, y el rechazo del PSOE, la integración de la fundación pública ' Hospital del Oriente de Asturias Francisco Grande Covián' y de su personal en el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa).

Los aplausos de los representantes del comité de empresa del centro hospitalario y de la plataforma de usuarios dejaban bien a las claras que no se trataba de una votación cualquiera, sino de una con enorme repercusión mediática, social y política. Se trata de una ley que ahora tendrá que ejecutar el Gobierno regional, aunque no parezca estar muy por la labor de hacerlo. De hecho, sigue incidiendo en que la normativa tiene difícil aplicación y que pone en riesgo los puestos de trabajo del hospital, a la vez que duda de su constitucionalidad y advierte de posibles recursos por parte de otros trabajadores del sistema que se puedan ver afectados por sus consecuencias.

Por su parte, IU-BA-Verdes incidió en la exigencia de su grupo durante 12 años para que el Hospital de Arriondas fuese «igual que el resto de hospitales cabecera del Sespa», y el diputado del PP Carlos Galcerán señaló que ayer «hoy (por ayer) es un gran día» para el Oriente porque se dará a los ciudadanos «un hospital como los demás».

Fotos

Vídeos