El Estado no prevé presentar un recurso contra la Ley de integración

ANA MORIYÓNLLANES.

«La discusión sobre el hospital de Arriondas está en el ámbito asturiano. Desde el Gobierno español todavía no hemos entrado en ese tema». Esto es, hasta la fecha, el Gobierno central no tiene previsto presentar ningún recurso de anticonstitucionalidad contra la Ley para la integración del hospital de Arriondas que fue aprobada el pasado viernes en la Junta General del Principado por el PP e IU, pese a la oposición del PSOE. «La discusión está en el ámbito asturiano y serán el Gobierno regional o el PSOE quienes daban tomar la decisión más adecuada», explicó Antonio Trevín. En el caso de que deba ser el Gobierno central quien presente este recurso, aclaró el delegado, «la iniciativa política debe venir de los órganos asturianos, bien del Gobierno regional bien del Grupo Socialista», sostuvo.

Trevín hizo repaso a la historia de este equipamiento médico y recordó que su construcción fue una apuesta del PSOE de la comarca del Oriente cuando las Administraciones regionales no tenían competencias en materia de salud, por lo que «la fórmula jurídica elegida era la única posible en aquel momento para que el Oriente tuviera un hospital, pero su gestión siempre fue pública». En su opinión, la nueva normativa impulsada esta semana en la Junta del Principado «responde a aspectos laborales» y no a carencias en la calidad asistencial, ya que los usuarios del hospital Grande Covián «han indicado reiteradamente su satisfacción con el servicio sanitario que se ofrece en este centro».

Fotos

Vídeos