Menos formación, menos salario

Los médicos residentes de la región cobran en sus 5 años de aprendizaje 172.258 euros, 23.205 menos que los de Castilla-La Mancha Los MIR tienen una de las jornadas más reducidas, pero también menor sueldo

LAURA FONSECAGIJÓN.

Menos horas de formación pero también menos salario. Los médicos asturianos en proceso de aprendizaje, los llamados MIR o residentes, tienen una de las jornadas laborales más bajas de la sanidad pública española pero, a su vez, sus sueldos son bastante inferiores a la media nacional. Es decir, trabajan menos horas al año pero también ganan menos dinero.

Los datos aparecen reflejados en un estudio de alcance nacional que acaba de elaborar la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) y en el cual se da cuenta de las enormes desigualdades económicas y de formación que hay entre el colectivo de facultativos en periodo de formación, con diferencias salariales que superan los 36.550 euros.

En Asturias se estima que hay del orden de los 650 MIR, de los que 146 se forman y trabajan en centros de salud (médicos de familia). El resto son especialistas en formación, por lo que su rotación tiene lugar en hospitales. Estos profesionales, cuyo proceso de aprendizaje se prolonga durante cinco años, realizan 1.519 horas anuales. La del Principado es la segunda jornada laboral más corta de las registradas en la sanidad española. Los que menos horas hacen en todo el país son los MIR canarios, con 1.512 horas al año. Tras Canarias se sitúan Asturias y Castilla-La Mancha, ambas con 1.519 horas. Los que más horas realizan al cabo de un año son los de Ceuta y Melilla, con 1.645 horas y los gallegos, con 1.624.

80 guardias al año

La jornada de un médico MIR asturiano incluye 80 horas de guardias, 13 sábados y 17 festivos. Están entre los facultativos que tienen menos horas de formación, pero también entre los que menos cobran. En concreto, los MIR que hagan su residencia en Asturias habrán percibido al final de su periodo de formación (cinco años) un total de 172.258,60 euros. Este salario se sitúa por debajo de la media nacional, que en 2010 quedó fijada en 174.060 euros.

El informe realizado por la CESM revela que la máxima 'igual trabajo, igual salario' no se cumple en la sanidad española. El caso asturiano es un claro ejemplo de lo que ocurre en el conjunto del país, ya que un MIR que haga su formación en el Principado cobrará 23.205 euros menos que uno de Castilla-La Mancha que tiene una jornada idéntica a la suya, es decir, 1.519 horas.

El caso es que los médicos internos residentes estudian la misma carrera, aprueban la misma oposición y se forman para obtener los mismos títulos, pero su sueldo varía hasta los 36.550 euros en los cinco años de residencia dependiendo de la comunidad en que se especialicen. En el caso de Asturias, la diferencia con los que más ganan está en 23.205 euros.

Del análisis realizado por CESM, que ha comparado las retribuciones de los MIR en todas las comunidades, se desprende que Castilla-La Mancha es la autonomía donde, si se tiene en cuenta el periodo de formación completo, mejor se retribuye a los MIR, con 195.463 euros (con plus de residencia). Los que menos cobran son los que hacen su formación en hospitales o centros de salud de Extremadura, con una asignación de 160.465 euros al cabo de cinco años.

Las distancias se acentúan en los últimos periodos de formación. Un MIR de quinto año gana en Asturias hasta 8.000 euros anuales menos que uno del mismo nivel en Castilla-La Mancha. Asimismo, por horas de guardia perciben entre 12 y 17 euros en días laborales y de 13 a 19 euros en festivos. Esta asignación es inferior a la media para los MIR de tercero, cuarto y quinto año y sólo está por encima de la media para los de los dos primeros años. Los autores del estudio, María Jesús Hidalgo y Vicente Matas, han explicado que la disparidad salarial se debe en gran medida al desigual tratamiento que se dispensa precisamente a las horas de guardia.

«ERE encubierto»

En otro orden de cosas, la Asociación de Médicos eventuales de Asturias advirtió ayer, a través de un comunicado, del «deterioro de la calidad asistencial de la sanidad asturiana a consecuencia de las decisiones que con criterios puramente económicos» está tomando la Consejería de Salud y el Sespa. Este colectivo cree que «se está produciendo un ERE encubierto», con una reducción de la plantilla eventual cercano al 35%, lo que a su juicio masifica las consultas y deteriora la calidad de la asistencia que se presta a los ciudadanos.

Aseguran que el 35% de los médicos eventuales que trabajaban el año pasado en Asturias no han sido renovados y que la política actual de recursos humanos hace que profesionales que llevan más de 15 años sufriendo contratos precarios se vean ahora en la cola del INEM. «Cada uno de los médicos eventuales que está contratado tiene que ver a los pacientes que antes veían dos médicos y hacer el doble de guardias. Hay profesionales que superan las 300 horas mensuales y todo ello mientras el Gobierno central dice que penalizará a las empresas que abusen de la precariedad laboral», se quejan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos