«A todo gochín le llega su San Martín»

La alcaldesa «no considera» dimitir, y Nuevas Generaciones amplía la petición al presidente del Conceyu, Jordán Suárez Montes Estrada critica a Pardo por su actitud en la polémica de Orlando Zapata

E. MONTESGIJÓN.
Felgueroso y Churruca, el pasado jueves. ::                             PALOMA UCHA/
Felgueroso y Churruca, el pasado jueves. :: PALOMA UCHA

La polémica por la Declaración del Consejo Municipal de Cooperación y Solidaridad Internacional al hilo de la muerte del disidente cubano Orlando Zapata en huelga de hambre ha sobrepasado los lindes políticos. Después de un pleno municipal caliente en el que el Partido Popular recordó que el texto institucional, redactado por IU y rubricado por el PSOE, afirma que en España «se persigue a gran parte de los inmigrantes, se producen malos tratos, sigue habiendo torturas, se persigue al juez Garzón por su papel en el caso Gürtel y en la recuperación de la Memoria Histórica y las fosas comunes, se protege a criminales de guerra y se mandan soldados a invadir y matar civiles en otras tierras», la presidenta del PP pidió dimisiones en cadena de los responsables locales del PSOE. Desde entonces, el pasado viernes, el concejal de Cooperación Internacional, presidente del Consejo Municipal de Cooperación y principal impulsor del texto, no había vuelto a dar pábulo a las palabras de Pilar Fernández Pardo. Pero ayer lo hizo. Y con contundencia. «A todo gochín, le llega su San Martín», dijo Jesús Montes Estrada, recurriendo a un popular refranero español para ilustrar los argumentos que ya exhibiera en el pleno: que la presidenta del Partido Popular de Gijón «critica el texto de la declaración para no hablar del posible regreso a la política asturiana del ex ministro Francisco Alvarez-Cascos», conocido enemigo político de la presidenta local.

El edil de Izquierda Unida apuntó al «nivel autoritario y de dureza» de Fernández Pardo, que lleva a situaciones como las que «nos tiene acostumbrados el partido de la oposición. Que siga depurando, que siga cercenando y que siga aplicando su veta autoritaria propia de la Meseta», apostilló, después de la recepción ofrecida en el Ayuntamiento a una delegación del Comité Monseñor Óscar Romero de Asturias. Ejemplarizó lo que la portavoz popular está «propiciando» en su partido en «las expulsiones, los juzgados, los encierros en la sede y los amarres a la puerta», e insistió en que lo que realmente pretende es tirar «balas de fogueo» para que «nadie en esta ciudad hable del PP ni se acuerde de Cascos». Asimismo, añadió que, «a fuerza de cortar cabezas, algún día le llegará el turno a ella, casi con total seguridad».

También aclaró que José Antonio Tricio, el tercer elemento socialista que Fernández Pardo identificó en el seno del Consejo de Cooperación, junto a la concejala Esperanza Fernández y al presidente del Conseyu de la Mocedá de Xixión, Jordán Suárez, «fue nombrado por la Alcaldía, pero a petición mía, no de la alcaldesa», si bien especificó que tampoco representa a Izquierda Unida.

«Voy a acusarte a papá»

En cuanto a la petición hecha por Pardo al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que viniera a «poner orden» en el Ayuntamiento gijonés, la que respondió ayer a la presidenta del Partido Popular gijonés fue la propia alcaldesa. Y lo hizo con una cierta carga de desprecio. «Eso de que va a ir a Madrid me suena a aquello de 'voy a acusarte a papá', dicho en términos coloquiales», afirmó Paz Fernández Felgueroso, quien, tras ser la primera en desmarcarse del polémico texto, reiteró ayer que «ya se han dado las explicaciones pertienentes y la concejala ya ha explicado qué es lo que votó. Por lo tanto, no considero en absoluto la petición de dimisión de Fernández Pardo».

Los que sí las piden son los jóvenes de Nuevas Generaciones del Partido Popular de Gijón en la persona de Jordán Suárez. «La gravedad de lo defendido por el presidente del Conseyu constituye causa más que justificada para pedir su renuncia con carácter inmediato», señalan. Y le exigen que «dé a las asociaciones que formamos parte del Conseyu las explicaciones procedentes sobre su proceder».