El Molinón, su última obra

CARLOS PRIETOGIJÓN
Boceto realizado por Joaquín Vaquero Turcios para las fachadas Oeste y Sur de El Molinón. ::
                              E. C./
Boceto realizado por Joaquín Vaquero Turcios para las fachadas Oeste y Sur de El Molinón. :: E. C.

El proyecto del diseño de la fachada del estadio de El Molinón se convertirá en la última obra de Joaquín Vaquero Turcios en Asturias. El arquitecto y artista trabajaba intensamente en las últimas semanas en perfilar los trazos definitivos de una obra singular, que le fue encargada hace casi cinco años con el objetivo de dar realce a la reforma del estadio gijonés. «El campo no perderá personalidad. Va a ser original e inolvidable», decía el escultor sobre la obra que iba a suponer la 'piel' de El Molinón.

El proyecto contempla una decoración perimetral en el que predomina el color plata como fondo, con elementos coloristas en las cuatro fachadas del estadio. Asimismo, incluye la colocación de una gran insignia del Sporting de la altura del estadio que irá ubicada en el entronque de las gradas Norte y Oeste.

Hace dos semanas, Vaquero Turcios reconocía en una entrevista en EL COMERCIO su ilusión en el proyecto. «Estoy poniendo toda mi capacidad. Voy liberándome de viejas ataduras y camino hacia una solución para El Molinón muy buena, muy fuerte, muy atrevida, muy batalladora, que refleja el espíritu de la ciudad. Es mi criatura y soy el primero que estoy deseando verla».

El deseo del escultor no podrá cumplirse, pero su última obra, como las anteriores, será inmortal.