El último hueco del Fundoma

Bienestar abrirá en 'El Trasgu' un «centro piloto» de día para discapacitadosLa consejera Noemí Martín inaugura la residencia de ancianos El Trisquel, con 72 residentes y 33 trabajadores

S. N.OVIEDO.
La consejera, con otros responsables de su departamento, en la visita al Fundoma. ::                             M ARIO ROJAS/
La consejera, con otros responsables de su departamento, en la visita al Fundoma. :: M ARIO ROJAS

La reconversión de la Fundación Docente de Mineros Asturianos (Fundoma) en una 'miniciudad' ha resultado larga y costosa. Cuatro años de obras y 12,5 millones de euros se ha gastado la institución en convertir unas instalaciones anticuadas en edificios modernos, en su mayoría nuevos, para uso asistencial. A día de hoy, el enorme complejo con calles y casas situado en Prados de la Fuente, que en su día fue hospital y luego orfanato, está prácticamente a pleno rendimiento. Ya conviven allí unas 300 personas entre residentes, trabajadores y usuarios.

La entrada en funcionamiento de las instalaciones comenzó con la llegada de menores y se completará con la de mayores discapacitados. La consejera de Bienestar Social, Noemí Martín, avanzó ayer, durante la inauguración de la residencia de mayores de 'El Trisquel', el que será el próximo y último proyecto en echar a andar: un centro de día para personas mayores y con discapacidad que será «piloto» en Asturias.

Se ubicará en 'El Trasgu', el edificio que ya acoge una Unidad de Atención Temprana, aunque aún no hay plazos. «La intención es que en próximas fechas se ponga en funcionamiento», se limitó a decir ante las cámaras la consejera de IU.

Sí detalló al máximo las características del edificio que ayer visitó acompañada del director del Fundoma, Isaac Pola; el gerente, Dimas Suárez; el viceconsejero de Bienestar Social, Ángel González; el director de Mayores, Alejandro Suárez; y el gerente del ERA, Faustino Álvarez. Estas nuevas dependencias suman 72 plazas y ya trabajan allí 33 personas.

El Fundoma puso 'El Trisquel' a disposición del Principado hace unos meses, y éste se encargó de terminar la adecuación y equiparlo. Le ha puesto una inversión de 439.000 euros. En las plantas superiores están las habitaciones y en la baja, hacen gimnasia, reciben masajes o disfrutan de los espacios comunes, como pudo comprobar ayer la comitiva.

Con esta apertura, el actual equipo de Bienestar Social ya ha creado 331 plazas en toda el área IV, 174 públicas. Pronto habrá más. Martín recordó que «en breve» entrará en servicio del Centro Polivalente de Recursos de La Tenderina, que contará con un centro social, otro de día y una residencia.

20 años de alquiler

Toda la actuación de Prados de la Fuente tiene como punto de partida el convenio firmado entre la dirección del Fundoma y la entonces consejera de Bienestar Social, Laura González, en 2006. La institución se comprometió a la adecuación y el Ejecutivo regional, a ocupar y gestionar las instalaciones durante los próximos 20 años, con posibilidad de prórroga. Según el acuerdo, abonará 37.100 euros fijos al mes, más 500,32 por cada plaza.

Este convenio ha permitido la puesta en marcha del centro del menores Assalama, el centro 'Arco Iris', para personas con discapacidad (48 plazas del centro de apoyo a la integración y 40 residenciales), además de la Unidad de Atención Temprana, trasladada del Centro Materno Infantil.

Suárez destacó ayer que ellos ya han cumplido su parte, e incluso mejorado otras instalaciones del complejo que gestionan directamente. Ahora, pidió al Ayuntamiento que reordene las líneas de autobús y que algún servicio pase por la calle Ernesto Winter. Esto permitiría mejorar el servicio a algunos usuarios y ganar un atractivo para que se alojen más universitarios. «Ahora hay mucha competencia con los pisos», añadió el gerente.

También reprochó que, aunque el complejo carece de barreras arquitectónicas, en cuanto los residentes salen fuera se encuentran con aceras estrechas y sin arreglar que dificultan el paso.

Fotos

Vídeos