La concertada sale otra vez a la calle para exigir a Riopedre que negocie

Los sindicatos docentes convocan al sector a un funeral de protesta frente a la sede de la consejería mañana a las 18.30

A. VILLACORTAGIJÓN.
La concertada sale otra vez a la calle para exigir a Riopedre que negocie

Le habían concedido unos días de tregua al consejero de Educación y Ciencia del Principado, José Luis Iglesias Riopedre, pero el plazo para intentar fumar la pipa de la paz con el dirigente regional acaba de expirar. Los docentes de la red de enseñanza concertada, agrupados en cinco sindicatos (el mayoritario Otecas, USO, FSIE, CC OO y FETE-UGT) volverán a la calle «ante la falta de respuesta por parte de la Administración educativa» a sus reivindicaciones.

Esas exigencias, recordaron ayer, ya fueron «puestas de manifiesto en dos exitosas jornadas de huelga, con un respaldo superior al 80% por parte del profesorado en ambos casos, y en la manifestación que el pasado 24 de febrero recorrió las calles de Oviedo». Sin obtener respuesta alguna.

Por eso ahora, argumentan, se ven «obligados a seguir con medidas de denuncia y de presión hasta que se soluciones todos esos problemas».

La concentración será mañana, a partir de las seis y media de la tarde, frente a la sede de la Consejería de Educación, en la ovetense plaza de España, y la forma elegida para desarrollar la protesta es un funeral.

En concreto, el funeral en memoria de «la señora doña Equidad Talante Negociador», como reza la esquela distribuida ayer por las centrales sindicales.

«Muy conocida por firmar parte de los principios de la Ley Orgánica de Educación y de la LODE y por ser parte esencial del ideario del partido Socialista», la finada, explicaron con sorna, «falleció en Asturias después de una larga enfermedad de más de diez años provocada por su exposición, durante tan largo tiempo, a los continuos incumplimientos y a la falta de voluntad política de nuestra Administración».

Una dolencia, explican los portavoces de los trabajadores de la red de enseñanza concertada, «agravada en los últimos tiempos por un accidente ferroviario al intentar evitar la pérdida de un tren que pasaba a gran velocidad», ironizan a propósito de las declaraciones del consejero de Educación en las que Riopedre acusó a la concertada de haber «perdido el tren» de la negociación el pasado julio, cuando les hizo una propuesta para reforzar las plantillas de Infantil y Primaria.

«Sus familiares: los profesores, el personal de administración y servicios, padres, madres y alumnos de los centros concertados de Asturias quieren agradecer el apoyo en estos momentos de dolor», concluyen las centrales, que exigen a Riopedre que se siente a negociar.

Según los representantes de los 2.500 docentes de la concertada, la gestión llevada a cabo en esta red durante los últimos diez años «ha sido una gestión de incumplimientos constantes, cuando no de ataques directos a la concertada».

Y la gota que colmó el vaso en la lista de agravios fue el hecho de que «Riopedre incumplió su propio compromiso cuando planteó una propuesta de plantillas en julio y la dejó sin contenido presupuestario en septiembre».