«El consejero mejor pagado dirige la Educación más pobre»

Más de un centenar de delegados sindicales de la concertada celebran un funeral para exigir a Riopedre que negocie

A. VILLACORTAOVIEDO.
Un momento del funeral celebrado ayer frente a la Consejería de Educación. ::
                             JESÚS DÍAZ/
Un momento del funeral celebrado ayer frente a la Consejería de Educación. :: JESÚS DÍAZ

Hubo llanto y crujir de dientes, velones, plañideras, mantillas, dolientes de luto y música de réquiem. Ayer, a las puertas de la Consejería de Educación y Ciencia del Principado, en la ovetense plaza de España, se vivieron «escenas de dolor» cuando más de un centenar de delegados sindicales de la enseñanza concertada, respaldados por el secretario general de UGT de Asturias, Justo Rodríguez Braga, y custodiados por un amplio despliegue policial, conformaron un cortejo fúnebre «para despedir a doña Equidad Talante Negociador».

«Doña Equidad, durante años, ocupó un lugar destacado en las leyes orgánicas de nuestro sistema educativo y su incuestionada importancia hizo que su presencia fuera considerada como uno de los principios», leyó durante el funeral el portavoz de los sindicatos, Juan Luis Barrera, del mayoritario Otecas, una despedida final en la que no perdió ocasión de hacer un repaso del maltrato «sufrido por doña Equidad» en los últimos años.

Y, para eso, esgrimió los datos que «demuestran ese desequilibrio» con respecto a la red pública: «Escolarizamos al 27% del alumnado y sólo recibimos el 12% del presupuesto, un puesto escolar en la concertada cuesta 2.556 euros y la media es de 6.676, y mientras que suponemos el 20% de las aulas, integramos al 26% del alumnado con necesidades especiales».

El sepelio celebrado a las puertas de la consejería es la primera de una serie de imaginativas movilizaciones que «van a continuar hasta que José Luis Iglesias Riopedre se siente a negociar. Un consejero que, por cierto, es el mejor pagado del Gobierno regional y dirige la Educación más pobre de España», precisó José López-Sela, de FSIE.

Porque, como puntualizó Barrera, «el propio consejero aceleró la muerte de doña Equidad, cuando la engañó ofreciéndole la posibilidad de subirse a un tren que venía con presupuesto para alcanzar una propuesta de plantillas».

La enfermedad terminal le fue diagnosticada a la concertada en julio y, desde entonces, han pasado por el sector dos huelgas y una multitudinaria manifestación. También una petición a Vicente Álvarez Areces «para que mediase en el conflicto». Sin que la Administración haya concedido ni una sola cosa de las que reclaman: «Un acuerdo de plantillas con reducción de carga lectiva, la paga de antigüedad de los 25 años, el complemento para el Personal de Administración y Servicios, el reconocimiento de la antigüedad para los recolocados, la equidad en la atención al alumnado de necesidades educativas específicas, una mejora del acuerdo de jubilaciones y un acuerdo retributivo».

Ayer, los docentes -entre los que se encontraba el ex consejero de IU y profesor de Las Ursulinas Francisco Javier García Valledor- intentaron llegar hasta el mismo despacho de Riopedre para depositar en él el ataúd, pero se toparon con una barrera policial en su camino.

El único que salió a recibirles fue el chófer del consejero, ante el que prometieron: «Por si no quedó bien enterrada, ya volvemos otro día».