Eun-Sun aventaja a Pasaban

La surcoreana alcanza el campo cuatro y hoy buscará la cumbre del Annapurna, mientras la vasca y Nacho Orviz llegan al Shisha Pangma

FRANCISCO ÁLVAREZGIJÓN.
De izquierda a derecha, Asier Izagirre, Edurne Pasaban, Nacho Orviz y Alex Txikon, ante la aldea nepalí de Muktinath, en las proximidades del Annapurna. ::                             AL FILO DE LO IMPOSIBLE/
De izquierda a derecha, Asier Izagirre, Edurne Pasaban, Nacho Orviz y Alex Txikon, ante la aldea nepalí de Muktinath, en las proximidades del Annapurna. :: AL FILO DE LO IMPOSIBLE

Corea del Sur y España mantienen en toda su intensidad un particular duelo deportivo por encima de las nubes. Los plazos se estrechan para Oh Eun-Sun (Namwon, 1966) y para Edurne Pasaban Lizarribar (Tolosa, 1973) en su frenética carrera por convertirse en la primera mujer de la historia que pisa la cumbre de las catorce montañas más altas del planeta, todas ellas asentadas en el Himalaya y con una altitud sobre el nivel del mar que rebasa los ocho kilómetros. La alpinista asiática tiene, a estas horas, ventaja sobre la guipuzcoana, que se enfrenta al Shisha Pangma (8.027 metros) en compañía de los vascos Asier Izagirre y Alex Txikon y del gijonés Nacho Orviz.

Mientras el cuarteto vascoasturiano alcanzaba el campo base del 'ochomil' tibetano, Eun-Sun tenía previsto dormir anoche unas horas a 7.200 metros, en el campo cuatro del Annapurna, el último campo de altura antes de lanzarse hacia su última cumbre para completar el proyecto 14x8.000, si el tiempo se lo permite. Los pronósticos meteorológicos son favorables para una o dos jornadas antes de que la montaña vuelva a encarecer la ascensión en su zona alta.

La ruta hacia la cima estará muy transitada desde primera hora, ya que cerca de una veintena de montañeros de diferentes nacionalidades y expediciones que operan en la llamada Diosa de la Abundancia tratarán hoy de hoyar la cumbre. En ese nutrido grupo se encuentra el médico ovetense Jorge Egocheaga, el himalayista vasco Juanito Oiarzabal y el aragonés Carlos Pauner.

Todo listo en el Shisha

En otra región del Himalaya, Edurne, Nacho, Asier y Alex alcanzaron ayer las faldas del Shisha Pangma, donde la escaladora vasca buscará el catorce 'ochomil' de su carrera y el asturiano tratará de sumar el sexto, tras haber coronado con anterioridad el Gasherbrum II (8.085 metros), el Makalu (8.463 metros), el Nanga Parbat (8.125 metros), el Dhaulagiri (8.167 metros) y el Annapurna, éste último hace sólo diez días.

La expedición que monitoriza el programa de Televisión Española 'Al Filo de lo Imposible' confía en instalarse hoy en el campo base avanzado (5.200 metros) del Shisha Pangma. La ascensión de esta montaña, la de menor altitud entre los catorce colosos del Himalaya, se realiza habitualmente mediante la instalación de tres campos de altura, en cotas que rondan los 6.400, 7.000 y 7.500 metros de altitud sobre el nivel del mar, respectivamente.

Los cuatro montañeros llegan en buen estado físico y aclimatados tras la subida del Annapurna. Un helicóptero les trasladó desde el campo base de aquella montaña a Katmandú, capital del Nepal, y tras unas jornadas de descanso se adentraron en el Tíbet para afrontar la segunda y última ascensión de esta primavera.

Fotos

Vídeos